Catecismo de la Doctrina Cristiana

IGLESIA ESPAÑOLA REFORMADA EPISCOPAL

 

Este Catecismo es para uso de los feligreses y adherentes de la Iglesia Española Reformada Episcopal

I EL LLAMAMIENTO DE DIOS: LA RESPUESTA CRISTIANA

  1. — ¿Cuál es tu nombre de bautismo?

Mi nombre de bautismo es…

  1. — ¿Quién te puso este nombre?

Mis padres y padrinos me pusieron este nombre en mi bautismo.

  1. — ¿Qué hizo Dios por ti en tu bautismo?

En mi bautismo Dios me llamó a Él; fui hecho un miembro de Cristo, el Hijo de Dios, y un heredero del Reino de los Cielos.

  1. — ¿Qué prometieron tus padrinos por ti en tu bautismo?

En mi bautismo mis padrinos hicieron tres promesas a Dios por mí: primera, que renunciaría al diablo y lucharía contra el mal; segunda, que mantendría firmemente la Fe Cristiana y pondría toda mi confianza en Cristo como mi Señor y mi Salvador; y tercera, que obedecería la santa voluntad y los mandamientos de Dios y le serviría fielmente todos los días de mi vida.

  1. — ¿Estás obligado a cumplir lo que ellos prometieron?

Sí, ciertamente, y así lo haré, con la ayuda de Dios.

II LA FE CRISTIANA

  1. — ¿Dónde encuentras un resumen de esta Fe Cristiana Que estás obligado a creer y mantener firmemente?

Encuentro un resumen de la Fe Cristiana en el Credo de los Apóstoles y en el Credo Niceno.

  1. — Repite el Credo de los Apóstoles.

Creo en Dios, Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra.Y en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor, que fue concebido por obra del Espirita Santo; nació de María virgen; padeció bajo el poder de Poncio Pilato; fue crucificado, muerto y sepultado; descendió a los infiernos; al tercero día resucitó de entre los muertos; subió a los cielos; está sentado a la diestra de Dios, Padre todopoderoso; de donde ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos.Creo en el Espíritu Santo; en la santa Iglesia Católica; la comunión de los santos; el perdón de los pecados; la resurrección de la carne; la vida eterna. Amén.

  1. — ¿Qué aprendes en los Credos?

Aprendo a creer en un Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo, que es el Creador y gobernador del universo, y que ha hecho todas las cosas para su gloria.

  1. — ¿Qué enseña la Iglesia acerca de Dios Padre?

La Iglesia enseña que Dios Padre me hizo a mí y a toda la humanidad, y que en su gran amor envió a su Hijo para reconciliar el mundo con Él.

  1. — ¿Qué enseña la Iglesia acerca de Dios Hijo?

La Iglesia enseña que, para nuestra salvación, Dios Hijo se hizo hombre y murió por nuestros pecados; que fue resucitado victorioso de la muerte y exaltado al trono de Dios como nuestro Abogado y único Intercesor; y que vendrá como nuestro Juez y Salvador.

  1. — ¿Qué enseña la Iglesia acerca de Dios Espíritu Santo?

La Iglesia enseña que Dios Espíritu Santo inspira todo lo que es bueno en la humanidad; que vino en su plenitud en Pentecostés para dar vida a la Iglesia; y que me capacita para asemejarme a Jesucristo.

Así aprendo a creer en un Dios: Padre, Hijo y Espíritu Santo; y alabo y magnifico esta Santísima Trinidad, diciendo:Gloria y honor al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo; por los siglos de los siglos. Amén.

III LA IGLESIA Y EL MINISTERIO

  1. — ¿Qué es la Iglesia?

La Iglesia es la familia de Dios y el Cuerpo de Cristo, por la cual Él continúa su obra reconciliadora entre los hombres. Sus miembros en la tierra entran en ella por medio del Bautismo, y forman una comunidad unida con los que adoran a Dios en el cielo.

  1. — ¿Cómo se describe la Iglesia en los Credos?

La Iglesia se describe como Una, Santa, Católica y Apostólica.

  1. — ¿Qué quieres decir con esas palabras?

Con esas palabras quiero decir que:La Iglesia es Una porque, a pesar de sus divisiones, es una sola familia bajo un solo Padre, cuyo propósito es unir a todos los hombres en Jesucristo Nuestro Señor;La Iglesia es Santa porque ha sido separada por Dios para Sí, por medio del Espíritu Santo;La Iglesia es Católica porque es universal, para todas las naciones y todos los tiempos, manteniendo la Fe Cristiana en su plenitud;La Iglesia es Apostólica porque ha recibido el mandato de predicar el Evangelio al mundo entero, y recibe su autoridad y enseñanza divinas de Cristo por medio de sus Apóstoles.

  1. — ¿Qué órdenes de ministros hay en la Iglesia?

Hay estas tres órdenes de ministros en la Iglesia: Obispos, Presbíteros y Diáconos.

  1. — ¿Cuál es el oficio de un Obispo?

El oficio de un Obispo es: ser un pastor principal y gobernante en la Iglesia; guardar la Fe; ordenar y confirmar; y ser el ministro principal de la Palabra y de los Sacramentos en su diócesis.

  1. — ¿Cuál es el oficio de un Presbítero?

El oficio de un Presbítero es predicar la Palabra de Dios; enseñar y bautizar; celebrar la Santa Comunión; pronunciar la absolución y la bendición en nombre de Dios; y cuidar de la grey que el Obispo le ha confiado.

  1. — ¿Cuál es el oficio de un Diácono?

El oficio de un Diácono es ayudar al Presbítero, tanto en la dirección del culto como en el cuidado de las almas.

  1. — ¿Qué es la Iglesia Española Reformada Episcopal?

La Iglesia Española Reformada Episcopal es la antigua Iglesia de esta tierra, católica y reformada. Proclama y mantiene firmemente la doctrina y el ministerio de la Iglesia Una, Santa, Católica y Apostólica.

  1. — ¿Por qué conducto recibió la Iglesia Española Reformada Episcopal el don del Ministerio?

La Iglesia Española Reformada Episcopal recibió el don del Ministerio mediante Obispos de la Comunión Anglicana.

  1. — ¿Qué es la Comunión Anglicana?

La Comunión Anglicana es una familia de Iglesias dentro de la Iglesia Universal de Cristo, que mantiene la doctrina y el orden apostólicos, y cada una de las cuales está en plena comunión con las demás y con las Sedes de Canterbury y de York.

IV LA OBEDIENCIA CRISTIANA

  1. — La tercera promesa que se hizo en tu bautismo te obliga a obedecer los mandamientos de Dios, todos los días de tu vida. ¿Dónde expone Dios estos mandamientos?

Dios expone sus mandamientos en las Sagradas Escrituras: Antiguo y Nuevo Testamento, y, sobre todo, en la enseñanza y el ejemplo de Nuestro Señor Jesucristo.

  1. —Repite los Diez Mandamientos de la ley de Moisés.
  2. Yo soy el Señor tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de casa de siervos.No tendrás dioses ajenos delante de mí.
  3. No harás para ti escultura ni semejanza alguna de lo que hay arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra; no las adorarás ni les darás culto, porque yo, el Señor Dios tuyo, soy Dios celoso, que visito la iniquidad de los padres sobre los hijos, hasta la tercera y cuarta generación, a aquellos que me aborrecen, y hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos.

III. No tomarás el nombre del Señor tu Dios en vano, porque el Señor no tendrá por inocente al que tomare su nombre en vano.

  1. Acuérdate del día del reposo para santificarlo. Seis días trabajarás y harás todas tus obras, más el día séptimo es el reposo para el Señor tu Dios; no harás en él obra alguna tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu criado, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas, porque en seis días hizo el Señor el cielo, y la tierra, y el mar, y todo lo que hay en ellos, y reposó en el séptimo día; por tanto bendijo el Señor el día del reposo y lo santificó.
  2. Honra a tu padre y a tu madre, para que se prolonguen tus días sobre la tierra que el Señor tu Dios te da.
  3. No matarás

VII. No cometerás adulterio.

VIII. No hurtarás.

  1. No dirás contra tu prójimo falso testimonio.
  2. No codiciarás la casa de tu prójimo: no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su criado, ni su criada, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo.
  3. —Repite las palabras de Nuestro Señor Jesucristo en relación con los mandamientos de Dios.

Nuestro Señor Jesucristo dijo: «Amarás, al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente, y con todas tus fuerzas; éste es el principal mandamiento. Y el segundo es semejante a él: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.» También dijo: «Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis los unos a los otros; como Yo os he amado, que también os améis los unos a los otros.»

  1. — ¿Cuál es, pues, tu deber para con Dios

Mi deber para con Dios es:

  1. Adorarle como el único verdadero Dios, amarle, obedecerle y confiar en Él; y por el testimonio de mis palabras y hechos, llevar a otros a servirle;
  2. No permitir que cualquiera cosa creada le sustituya, sino emplear mi tiempo, mis talentos y mis bienes como quien debe dar cuenta a Dios;

III. Reverenciarle en pensamiento, palabra y obra;

  1. Dedicar el día del Señor a adoración y oración, y abstenerme del trabajo cotidiano que no sea de necesidad o caridad.
  2. —¿Cuál es tu deber para con tu prójimo?

Mi deber para con mi prójimo es:

  1. Amar, respetar y ayudar a mis padres; honrar y obedecer a las autoridades en todo lo que sea lícito y bueno; y cumplir con mis deberes como ciudadano;
  2. No herir a nadie, ni de palabra ni de obra; no retener en mi corazón ningún odio ni resentimiento; trabajar por la paz entre los hombres; ser cortés con todos, y tratar con bondad a toda criatura de Dios;

VII. Ser puro en pensamiento, palabra y obra, gobernando los deseos de mi cuerpo por el poder del Espíritu Santo que vive en mí; y si tengo vocación para el matrimonio, vivir fielmente en él;

VIII. Ser recto y justo en todo lo que hago; no robar ni engañar; buscar la justicia, la libertad y el bienestar para todos los hombres;

  1. Abstenerme de la mentira, de la calumnia y de la murmuración, y no callar nunca cuando otros son acusados injustamente;
  2. Ser agradecido y generoso; cumplir alegremente con mis deberes, y no ser codicioso ni envidioso.

Así reconozco el reinado de Dios entre los hombres, y trato de vivir como un ciudadano de su reino, luchando contra el mal dondequiera que lo encuentre, ya sea en mí mismo, o en el mundo que me rodea.

V EL ESPIRITU SANTO EN LA IGLESIA

La Gracia

  1. — ¿Cómo puedes cumplir con estos deberes y vencer la tentación y el pecado

Sólo puedo hacer esto con la ayuda de Dios y por su gracia.

  1. — ¿Qué quieres decir por la gracia de Dios?

Quiero decir por la gracia de Dios que Dios actúa en Jesucristo para perdonarme, inspirarme y fortalecerme por su Espíritu Santo.

  1. —¿En qué forma recibes tú estos dones de la gracia de Dios?

Recibo estos dones de la gracia de Dios dentro de la comunión de la Iglesia, cuando adoro a Dios y oro a Él; cuando leo la Biblia, cuando recibo los Sacramentos, y siempre que vivo para su gloria.

La Adoración y la Oración

  1. — ¿Qué quieres decir por adoración a Dios?

Adorar a Dios significa responder a su amor, primero, participando en la alabanza, la acción de gracias y la oración que le ofrece la Iglesia, y oyendo su Santa Palabra; segundo, reconociendo que Él es Señor de mi vida, y haciendo mi trabajo para su honor y su gloria.

  1. — ¿Por qué tenemos el Domingo como el día principal de adoración pública?

Tenemos el Domingo como el día principal de adoración pública porque fue en el primer día de la semana cuando Nuestro Señor Jesucristo resucitó de la muerte.

  1. — ¿Qué es la oración?

La oración es la elevación del corazón y de la mente a Dios. Le adoramos, le confesamos nuestros pecados y le pedimos perdón, le damos gracias, le pedimos por los demás y por nosotros mismos; le escuchamos y tratamos de saber cuál es su voluntad para nosotros.

  1. —Repite la Oración Dominical (El Padre Nuestro).

Padre nuestro, que estás en los cielos: Santificado sea tu nombre. Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra. El pan nuestro de cada día, dánosle hoy. Y perdónanos nuestras deudas, así como nosotros perdonamos a nuestros deudores. Y no nos dejes caer en la tentación. Más líbranos del mal. Amén.

La Biblia

  1. —¿Qué es la Biblia

La Biblia, tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento, es el acto de la Revelación de Dios a los hombres por medio de su pueblo Israel, y sobre todo en su Hijo, Jesucristo.

  1. — ¿De qué manera nos fue dada la Biblia?

La Biblia nos fue dada por el Espíritu Santo, que al principio inspiró y guio a los escritores, y luego guio a la Iglesia a aceptar sus escritos como Sagrada Escritura.

  1. — ¿Cómo debemos leer la Biblia?

Debemos leer la Biblia con el deseo y la oración, de que Dios nos hable en ella, por su Espíritu Santo, y nos capacite para conocerle y hacer su voluntad.

Los Sacramentos del Evangelio y otros Servicios de gracia

  1. — ¿Qué es lo que entiendes por Sacramento?

Entiendo por Sacramento el empleo de cosas materiales como señales y prendas de la gracia de Dios, y como un instrumento por el cual recibimos sus dones.

  1. — ¿Cuáles son las dos partes de un Sacramento?

Las dos partes de un Sacramento son: la señal exterior y visible, y la gracia interior y espiritual.

  1. — ¿Cuántos Sacramentos ha ordenado Cristo en el Evangelio para su Iglesia?

Cristo en el Evangelio ordenó dos sacramentos para su Iglesia, a todos necesarios para la plenitud de vida: el Bautismo y la Santa Comunión.

  1. — ¿Qué otros Servicios Sacramentales de gracia hay provistos en la Iglesia?

Los otros Servicios Sacramentales de gracia son: la Confirmación, la Ordenación, el Santo Matrimonio, el Servicio de Absolución y el Servicio de Sanidad.

  1. — ¿Qué es el Bautismo?

El Bautismo es el sacramento en el cual, por la actuación del Espíritu Santo, somos hechos miembros de Cristo.

  1. — ¿Cuál es la señal exterior y visible en el Bautismo?

La señal exterior y visible en el Bautismo es el agua con la cual la persona es bautizada en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

  1. — ¿Cuál es el don interior y espiritual en el Bautismo?

El don interior y espiritual en el Bautismo es la unión con Cristo en su muerte y resurrección, el perdón de los pecados y un nuevo nacimiento a la familia de Dios, la Iglesia.

  1. — ¿Qué se exige de las personas al ser bautizadas?

Se exige que las personas al ser bautizadas se aparten del pecado, acepten la Fe Cristiana y se ofrezcan a Cristo para ser sus siervos.

  1. —Entonces, ¿por qué son bautizados los niños?

Los niños son bautizados porque, aunque no tienen la edad para hacer por sí mismos las promesas, otros pueden hacer las promesas por ellos y reclamar su prohijamiento como hijos de Dios.

  1. — ¿Qué es la Confirmación?

La Confirmación es el Servicio por el cual, mediante la oración con la imposición de manos por el Obispo, se recibe el Espíritu Santo para completar lo que empezó en el Bautismo, y lleva a dar fuerza para la vida cristiana.

  1. — ¿Qué se exige de las personas que sean confirmadas?

Se exige que las personas que sean confirmadas estén ya bautizadas, hayan recibido bastante instrucción en la Fe Cristiana, estén arrepentidas de sus pecados, dispuestas a confesar a Jesucristo como su Salvador y a obedecerle como su Señor.

  1. — ¿Qué es la Santa Comunión?

La Santa Comunión es el Sacramento en el cual, según el mandamiento de Cristo, hacemos continua memoria de Él, de su pasión, muerte y resurrección, hasta su segunda venida, y en el cual recibimos agradecidos los beneficios de su sacrificio. Se llama, pues, la Eucaristía, el sacrificio de alabanza y gracias de la Iglesia, y también la Cena del Señor, la comida de confraternidad que nos une con Cristo y con la Iglesia entera.

  1. — ¿Cuál es la señal exterior y visible de la Santa Comunión?

La señal exterior y visible de la Santa Comunión es el pan y el vino dados y recibidos como el Señor mandó.

  1. — ¿Cuál es el don interior y espiritual de la Santa Comunión?

El don interior y espiritual de la Santa Comunión es el Cuerpo y la Sangre de Cristo, verdaderamente dados por El y recibidos por los fieles.

  1. — ¿Qué significa recibir el Cuerpo y la Sangre de Cristo?

Recibir el Cuerpo y la Sangre de Cristo significa recibir la vida de Cristo mismo, que fue crucificado y resucitó, y ahora vive para siempre.

  1. —¿Cuáles son los beneficios que recibimos en la Santa Comunión?

Los beneficios que recibimos son el fortalecimiento de nuestra unión con Cristo y su Iglesia, el perdón de nuestros pecados y la alimentación de nosotros mismos para la vida eterna.

  1. — ¿Qué se exige de los que participan de la Santa Comunión?

Se exige que los que participan de la Santa Comunión tengan una fe viva en la misericordia de Dios por Cristo, con memoria agradecida de su muerte y resurrección; que se arrepientan verdaderamente de sus pecados, con intención de seguir la nueva vida; y que tengan amor para con todos los hombres.

  1. — ¿Qué es la Ordenación?

La Ordenación es el Servicio en el cual, por medio de la oración con la imposición de manos, nuestro Señor Jesucristo da la Gracia del Espíritu Santo y autoridad a los que son hechos Obispos, Presbíteros y Diáconos.

  1. — ¿Qué es el Santo Matrimonio?

El Santo Matrimonio es el matrimonio cristiano, en el cual el hombre y la mujer, entrando en una unión para toda la vida, hacen sus votos ante Dios y piden su gracia y su bendición para cumplirlos.

  1. ¿Qué es el Servicio de Absolución?

Un Servicio por el cual aquellos que están verdaderamente arrepentidos de sus pecados, y libre y voluntariamente los confiesan a Dios, en presencia de un Ministro, con intención de enmienda, reciben de dicho Ministro amplia declaración del perdón de Dios.

  1. — ¿Qué es el Servicio Sacramental de sanidad?

El Servicio Sacramental de sanidad es el servicio por el cual se da la gracia de Dios para la sanidad del espíritu, de la mente y del cuerpo, en respuesta a la fe y a la oración, por medio de la imposición de manos o por la unción con aceite.

VI LA ESPERANZA CRISTIANA

  1. — ¿Cuál es la esperanza en que vive un cristiano?

Un cristiano vive en la esperanza cierta del Advenimiento de Cristo, el Juicio Final y la Resurrección a vida eterna.

  1. — ¿Qué debemos entender por el Advenimiento de Cristo?

Debemos entender por el Advenimiento de Cristo, que Dios por Cristo, ha creado y redimido todas las cosas, también por Cristo, en su Segunda Venida, hará todas las cosas completas y perfectas en su reino eterno.

  1. — ¿Qué debemos entender por el Juicio Final?

Debemos entender por el Juicio Final que todos los hombres darán cuenta de su vida a Dios, Quien condenará y destruirá todo lo malo, y llevará a sus siervos al gozo de su Señor.

  1. — ¿Qué debemos entender por la Resurrección?

Debemos entender por la Resurrección, que Dios, que ha vencido la muerte por la Resurrección de Cristo, resucitará de la muerte con un cuerpo glorioso a todos los que son de Cristo, para que vivan con Él en la comunión de los santos.

  1. —Entonces, ¿cuál es nuestra confianza como cristianos?

Nuestra confianza como cristianos es que ni la muerte, ni la vida, ni lo presente, ni lo por venir, nos podrá apartar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor Nuestro. Así que, cada día recibiendo más el Espíritu Santo de Dios, seremos al final hechos semejantes a Él, porque le veremos tal como Él es.

Oro, pues, así: Que el Dios de toda gracia, que nos ha llamado a su gloria eterna por Jesucristo, después que hubiéremos un poco de tiempo padecido, Él mismo nos perfeccione, confirme, corrobore y establezca.

A Él sea gloria e imperio para siempre. Amén.