Coros

1, 6, 7, 9, 12, 13, 14, 16, 24, 37, 39, 41, 50, 61, 63, 104, 123, 137, 150, 180, 194, 204, 235, 253, 259, 272, 281, 283, 312, 314, 319, 320

 

1 – Eres Dios grande

Dios poderoso

Te damos la gloria

Bendito eres tú

Toda la alabanza

Todos los dominios

Son tuyos, Señor

Bendito eres tú.

 

2 – Con las manos alzadas

Con las manos alzadas

y alabanza en mi voz

con gratitud en mi alma

/// yo te bendeciré. ///

con gratitud en mi alma

yo te bendeciré.

 

3 – Oh Señor tú me sacaste

Oh Señor tú me sacaste

del sitio donde vivía.

Me lavaste con tu sangre,

me llenaste con tu vida.

Vida nueva tú me dabas

en la cruz donde morías,

Esa cruz en el Calvario

donde tu diste tu vida. 

// Haz de mi un vaso nuevo, Señor,

Donde otros puedan beber,

Beber de tu agua viva,

Agua que quita la sed. //

 

4 – QUE LA GLORIA DEL SEÑOR

Que la gloria del Señor

dure por siempre

Que se goce su creación

al Señor cantaré con todo mi ser

a su nombre cantaré  mientras viva yo.

 

5 – El  gran amor del Señor nunca cesa

El  gran amor del Señor nunca cesa

Su misericordia jamás tiene fin.

Nueva es Cada mañana, Cada mañana

tu gran fidelidad, Señor, tu gran fidelidad.

 

6 – BENDITO EL SEÑOR

Bendito el Señor por su gran amor,

bendito el Señor por su poder,

// Te alabamos, Señor, con sinceridad;

nos rendimos a ti con integridad. //

 

 

 

 

 

Maravilloso Jesús es para mi

 

 

 

 

 

7         // Maravilloso Jesús es para mi,

y más dulce que la miel

que cae del panal. //

 

// Me liberó, Él me liberó,

yo le alabaré por toda

la eternidad. //

 

 

 

 

Qué hermosos son los pies

 

 

 

   8         ¡ Qué hermosos son los pies

Del que trae salvación,

Anuncia paz y amor!                 .

Felicidad proclama al gritar su voz:

¡Nuestro Dios reina hoy!

 

¡Nuestro Dios reina hoy!

¡Nuestro Dios reina hoy!

 

Lugares de Jerusalén gritad de amor;

¡Dios nos salvó, salvó!

Dios trae consuelo, a su pueblo rescató:

¡Nuestro Dios reina hoy! (coro)

 

Toda la tierra ved la salvación de Dios:

¡Jesús es el Señor!

Ante los pueblos su poder El demostró.

¡Nuestro Dios reina hoy! (coro)

 

 

 

Digno de gloria y alabanza

 

 

 

 

 

9            Digno de gloria y alabanza

Y digno de honor es El.

Digno de gloria y alabanza

Y digno de honor es El.

Me ha redimido, sí,

Con su sangre, sí,

Mi espíritu liberó.

Digno de gloria y alabanza

Y digno de honor es El.

Digno de gloria y alabanza

Y digno de honor es El.

 

 

 

 

Abba Padre

 

 

 

 

 

 10          Abba Padre, quiero ser sólo para ti,

Quiero que mi voluntad se someta a ti.

No me dejes enfriar, no me dejes ir.

Abba Padre quiero ser sólo para ti.

 

 

 

 

 

Santo, santo es el Señor

 

 

 

 

 

 11          Santo, santo es el Señor,

todopoderoso.

Santo, santo es el Señor, 

todopoderoso.

Su gloria llena la tierra,

su gloria llena la tierra, 

su gloria llena la tierra,

santo es el Señor.

 

(versión corta)

 

 

 

 

// Santo, Santo es el Señor Dios del Universo. //

/// Su gloria llena la tierra ///

Santo es el Señor.

 

// Santo, Santo es el Señor Dios del Universo. //

/// Bendito es el que viene ///

en Nombre del Señor.

 

// Santo, Santo es el Señor Dios del Universo. //

/// Hosanna sea en el cielo ///

Santo es el Señor.

 

(versión larga)

 

 

 

 

Clamaremos al Señor

 

 

 

 

 

 12          Clamaremos al Señor, de alabanza digno es.

De mis enemigos me salvará.

 

// Jesús vive, mi roca y salvación,

Bendito sea su nombre para siempre. //

 

 

 

 

 

 

Un nuevo día nos hizo Yahweh

 

 

 

 

 

 13        // Un nuevo día nos hizo Yahweh

regocijémonos en Él //

 

//Alabadle y bendecid su nombre

por las cosas que hoy va a hacer. //

 

 

 

 

Ven y alaba a tu Señor

 

 

 

 

 14       Ven y alaba a tu Señor,

Alábale de corazón,

Alábale de corazón,

Es digno de loor.

Alábale de corazón,

Es digno de loor.

 

 

 

 

Alabadle, al cordero de Dios

 

 

 

 

 15        Alabadle, al cordero de Dios quien murió, Quien resucitó y para siempre reinará. Aleluya.

Alabadle, bendecid al cordero de Dios, Arrodillados todos proclamando estarán. Aleluya.

 

El es Señor, el es Señor

El es Señor, el es Señor.

 

 

 

 

Solamente en Cristo

 

 

 

 

 16          Solamente en Cristo, solamente en Él,

La salvación se  encuentra en Él.

No hay otro nombre dado a los hombres, Solamente en Cristo, solamente en Él.

 

 

 

 

Un mandamiento nuevo

 

 

 

 

 17          CORO

Un mandamiento nuevo nos da el Señor

que nos amemos todos como él nos amó. .

 

1.- La señal de los cristianos

es amarnos como hermanos.

2.-  Quitad odios y rencores 

de todos los corazones.

3.-  Cristo, luz, verdad y vida, 

al perdón y amor invita.

4.-  Dios, dador de nueva vida

a su mesa nos convida.

5.- Gloria al Padre, gloria al Hijo

y al Espíritu Divino.

 

 

 

 

 

 

Que bueno es alabarte

 

 

 

 

 18          // Que bueno es alabarte, oh Señor,

y cantar a tu nombre, //

// Anunciar por la mañana

tu misericordia,

tu fidelidad cada noche. //

             

 

 

 

Abre mi corazón

 

 

 

 

 19          Abre mi corazón. Oh Señor,

quiebra mi alma en ti.

Cristo , yo quiero servirte y amarte

hasta que vuelvas tú por mí.

 

 

 

Digno eres tú

 

 

 

 

 20        Digno eres tú, Señor mi Dios,

de gloria y poder;

porque en el cielo reinas tú. ¡ Aleluya !

De todo Cristo es el Señor.

¡ Aleluya ! ¡ Aleluya ! ¡Aleluya !

 

 

 

 

 

Hay un río poderoso

 

 

 

 

 21        Hay un río poderoso

ya fluyendo con amor,

ya fluyendo con poder.

Hay un río poderoso

ya fluyendo del corazón de Dios.

     

 

 

 

 

Oh! Bendecid a nuestro Dios

 

 

 

 

 22        ¡Oh! Bendecid a nuestro Dios

los que en la casa de él estáis.

Alzad las manos al santuario

y bendecid a nuestro Dios.

 

 

 

 

 

 

Dios nos edifica un templo

 

 

 

 23        Dios nos edifica un templo (¡Aleluya! )

Digno para el morar.

La casa de Dios que es la Iglesia (¡Aleluya! )

Columna y sostén de la verdad.

Cual piedras vivas de Jesús .

labradas en su gran taller,

en un mutuo amor y confianza (¡Aleluya! )

La iglesia crece más y más.

 

 

 

Él levanta mi cabeza y es mi gloria

 

 

 

 24        // Él levanta mi cabeza y es mi gloria, // 

él es escudo alrededor de mí.

Él levanta mi cabeza y es mi gloria.

 

/// Clamé yo al Señor con mi voz, ///

desde su santo monte me escuchó.

 

// Él levanta mi cabeza y es mi gloria, // 

él es escudo alrededor de mí.

Él levanta mi cabeza y es mi gloria.

 

 

 

Sé que soy nada

 

 

 

 25        Sé que soy nada y de polvo nací,

pero tú me amas y moriste por mí.

Ante la cruz sólo puedo exclamar,

« ¡Tuyo soy, tuyo soy! »

 

Toma mis ,manos, te pido,

toma mis labios, te amo,

toma mi vida, oh Padre,

tuyo soy, tuyo soy.

 

Cuando de rodillas te miro Jesús.

veo tu grandeza y mi pequeñez.

¿Qué puedo darte yo? Tan sólo mi ser.

« ¡Tuyo soy, tuyo soy! »

 

(estribillo)

 

 

 

Con alegría con júbilo cantemos

 

 

 

 26           Con alegría con júbilo cantemos,

 cantemos todos al nombre del Señor

// Volvamos a sacar el Arca,

cantemos ante su presencia,

Volvamos a sacar el Arca del Señor. //

 

 

 

Majestad, adora su majestad

 

 

 

 27           Majestad, adora su majestad.

A Jesús sea gloria, honra y loor.

Majestad, reino y autoridad,

Fluyen del  trono hacia su pueblo,

¡A Él cantad!

 

// Exaltad y proclamad el nombre de Cristo,

Magnificad, glorificad a Cristo el Rey. Majestad, adorad su majestad,

Jesús quien .murió y se glorificó,

De reyes es  Rey. //

 

 

 

 

Te adoramos y alabamos

 

 

 

 28           // Te adoramos y alabamos Cristo, el rey. //

/// Y unidos te seguimos /// Cristo, el rey.

 

 

 

 

Gloria a Jesucristo

 

 

 

 29           Gloria a Jesucristo ,  gloria a Jesucristo,

es mi roca, mi defensor también,

es mi libertador; en él confiaré

¡Gloria a Jesucristo!

 

 

 

 

Lámpara es a mis pies

 

 

 

 30           /// Lámpara es a mis pies tu palabra ///

y lumbrera a mi camino.

/// Cuán dulce son para mi tus palabras ///

más dulce que la miel.

///Abre mis ojos para que pueda ver ///

las maravillas de tu ley

 

 

 

 

 

Al señor cantaré con todo mi ser

 

 

 

 31           Al señor cantaré con todo mi ser,

a mi Dios cantaré mientras viva.

Dulce será mi meditación en él,

me gozaré, me gozaré  en el Señor.

// Oh, Oh bendice al Señor alma mía,

oh, oh bendice al Señor, ¡Aleluya! //

 

 

 

Mirad cuan bueno y cuan delicioso es

 

 

 

 32      ¡Mirad cuan bueno y cuan delicioso es!

¡Mirad cuan bueno y cuan delicioso es!

Habitar los hermanos juntos en armonía.

Porque allí envía el Señor bendición y vida eterna

 

¡Mirad cuan bueno y cuan delicioso es!

¡Mirad cuan bueno y cuan delicioso es!

Habitar los hermanos juntos en armonía.

Porque es como el óleo santo

que desciende sobre la barba

y hasta el borde de los vestidos de Aarón.

 

 

 

Cristo está aquí

 

 

 

 33           Cristo está aquí,  

su presencia es viva en mí.

Dadle gloria y honra y poder.

¡Aleluya!

A su majestad alzo mis manos.

Señor: te amo, te adoro, te alabo.

¡Aleluya!

 

 

 

 

Cantemos alegres y con júbilo

 

 

 

 34      // Cantemos alegres y con júbilo,

juntos alabemos al Señor. //

 

// Con voz fuerte cantad alabanzas,

juntos alabemos al Señor. //

 

 

 

 

Padre te amo

 

 

 

 35           Padre te amo, te adoro y te alabo.

Glorifícate en mí,  Señor

/// Glorifícate /// en mí, Señor.

 

Cristo te amo, te adoro y te alabo.

Glorifícate en mí,  Señor

/// Glorifícate /// en mí, Señor.

 

Espíritu Santo te adoro y te alabo.

Glorifícate en mí,  Señor

/// Glorifícate /// en mí, Señor.

 

 

 

 

Un nuevo mandamiento yo os doy

 

 

 

 36           Un nuevo mandamiento yo os doy:

// que os améis unos a otros

como yo os he amado. //

 

// En esto conocerán

que sois mis discípulos,

si tuviereis rumor unos por otros. //

 

 

 

 

No hay Dios tan grande como Tú

 

 

 

 37           // No hay Dios tan grande como Tú, 

no lo hay, no lo hay. //

// No hay Dios que pueda hacer las obras, como las que haces Tú. //

 

// No es con espada,

ni con ejército,

mas con tu Santo Espíritu. // 

///Y esas almas se salvarán ///

por tu Santo Espíritu.

 

 

 

 

Regocíjate y canta

 

 

 

 38           // Regocíjate y canta

oh moradora de Sión. //

// porque grande es,

porque grande es,

porque grande es,

en medio de ti

el Santo de Israel. //

 

 

 

 

Alabad a nuestro Dios

 

 

 

 39        Alabad a nuestro Dios,

Naciones todas, pueblos todos,

¡Alabadle!

Porque ha engrandecido

Sobre nosotros su misericordia.

Y la verdad de nuestro Dios

Es para siempre aleluya, amén.

Y la verdad de nuestro Dios

Es para siempre aleluya, amén.

 

 

 

 

Te alabaré Señor con todo mi corazón

 

 

 

 40        // Te alabaré Señor con todo mi corazón,

con todo mi corazón, te alabaré Señor. //

 

// Contaré todas tus maravillas,

todas tus maravillas, te alabaré Señor. //

 

//  Me alegraré en ti y me regocijaré,

y me regocijaré, te alabaré Señor. //

 

//  Cantaré a tu nombre, ¡oh Altísimo,

oh Altísimo!, te alabaré Señor. //

 

 

 

Jesús reina

 

 

 

 41        // Jesús reina, Jesús reina,

Bendito sea el nombre de Dios. //

Alégrense los cielos, gocese la tierra,

Y digan en las naciones:

Jesús reina, Jesús reina,

Bendito sea el nombre de Dios.

 

 

 

 

Yo soy el pan de vida

 

 

 

 42             Yo soy el pan de vida,

el que viene a mí no tendrá hambre,

el que cree en mí no tendrá sed.

Nadie viene a mí si mi padre no lo llama.

/// Y lo levantaré // en el día final.

 

El pan que yo les daré

es mi cuerpo: la vida del mundo.

El que coma de mi carne

// tendrá vida eterna//

/// Y lo levantaré // en el día final.

 

Yo soy la resurrección, yo soy la vida.

El que cree en mí,

aunque muerto vivirá para siempre.

/// Y lo levantaré // en el día final.

 

Si, mí Señor, yo creo

que has venido al mundo a redimirnos,

que tu eres el Hijo de Dios

y que estás aquí alentando nuestras vidas.

/// Y lo levantaré // en el día final.

 

 

 

Y si vivimos

 

 

 

 43             Y si vivimos, para él vivimos,

Y si morimos, para él morimos.

 

Sea que vivamos, o que muramos,

Somos del Señor, somos del Señor.

 

 

 

 

Sobre la tierra Tú eres el Señor

 

 

 

 44        // Sobre la tierra Tú eres el Señor,

y exaltado sobre todo dios. //

 

// Te exalto, te exalto,

te exalto oh Señor. //

 

// Sobre mi vida Tú eres el Señor,

y exaltado sobre todo dios. //

 

// Te exalto, te exalto,

te exalto oh Señor. //

 

// Sobre la Iglesia Tú eres el Señor,

y exaltado sobre todo dios. //

 

// Te exalto, te exalto,

te exalto oh Señor. //

 

 

 

Unidos, unidos

 

 

 

 45          // Unidos, unidos, en su nombre unidos. //

// Pues en este mundo paz y amor tendremos. // Unidos, siempre unidos, tomados de la mano iremos por el mundo cantando al amor.

La gloria del Señor al fin resplandecerá y al mundo llenará  /// de amor y de paz. ///

 

 

 

Cantaré alabanzas al Señor

 

 

 

 46          Cantaré alabanzas al Señor;

Cantaré alabanzas a Cristo Santo.

Porque sólo él es Santo y digno de recibir alabanzas, alabanzas a su nombre.

 

 

 

Grande es el Señor

 

 

 

 47          Grande es el Señor y digno de ser alabado

en la ciudad de mi Dios, en su monte santo.

Hermosa provincia, el gozo de toda la Tierra

//  Es el monte de Sión, a los lados del norte,

la ciudad del gran rey. //

 

 

 

 

Vine a alabar a Dios

 

 

 

 48                        Vine a alabar a Dios,

Vine a alabar a Dios,

Vine a alabar su nombre,

Vine a alabar a Dios.

 

El vino a mi vida en un día muy especial, Cambió mi corazón por un nuevo corazón,

Y esta es la razón por la que digo que

Vine a alabar a Dios. (Coro)

 

El dio a todo mi. ser una nueva dimensión, Una razón de ser, para mí la solución,

Esta es la razón por la que digo que

Vine a alabar a Dios. (Coro)

 

 

 

En momentos así

 

 

 

 49             En momentos así levanto mi voz,

levanto mi canto a Cristo.

En momentos así levanto mi ser,

levanto mis manos a él.

 

// Cuanto te amo, Señor. //

Cuanto te amo. Padre te amo.

 

 

 

 

Postrándonos ante ti

 

 

 

 50             Postrándonos ante ti, Señor

tu presencia lo llena todo.

Los cielos no pueden contenerte

ni tampoco el universo.

¿Quién soy yo para servirte

o para que me consideres?

Tu eres Alfa y Omega,

el principio y el fin.

Dios todopoderoso              .

que estás vestido de majestad.

 

Majestad… majestad…

Postrándonos ante ti, Señor, alzando nuestras manos.

 

 

 

Hemos venido a este lugar

 

 

 

 51          // Hemos venido a este lugar

juntos, en su nombre, a adorar. //

Hemos venido a este lugar

juntos, en su nombre, a adorarle a él ;

a Cristo, nuestro Dios y Rey.

 

// En su presencia estamos ya

justificados por la sangre. //

En su presencia estamos ya

justificados por la sangre que vertió

Cristo, nuestro Dios y Rey.

 

// Por eso olvídate de ti,

concéntrate en Jesús y adórale. //

Por eso olvídate de ti,

concéntrate en Jesús y adórale a él ;

a Cristo, nuestro Dios y Rey.

 

// Las manos santas levantad,

glorificad su nombre y adorad. //

Las manos santas levantad,

glorificad su nombre y adoradle a él ;

a Cristo, nuestro Dios y Rey.

 

 

 

 

Tuya es la gloria

 

 

 

 52          Tuya es la gloria, la honra también;

Tuya para siempre, amén, amén.

Tuyos los dominios, los tronos también;

Tuyos para siempre, amén, amén.

 

A Ti yo me rindo, Te adoro también;

Amo absoluto, amén, amén.

Gloria en las alturas, y en la tierra también;

Gloria, aleluya, amén, amén.

 

 

 

Hazme instrumento de tu paz

 

 

 

 53          Hazme instrumento de tu paz;

donde haya odio, traiga yo el amor;

donde haya ofensa, ponga yo perdón;

donde haya duda, anime yo la fe.

 

Coro.- Maestro, que no desee yo

ser consolado sino consolar;

ser comprendido sino comprender;

ser amado sino amar yo de verdad.

 

Hazme instrumento de tu paz;

donde haya error, traiga yo la verdad;

donde tristeza, alegría dé;

donde tinieblas encienda yo tu luz. (Coro)

 

Hazme instrumento de tu paz,

y perdonando alcance yo el perdón;

pues dando recibimos bendición;

muriendo vida eterna nos darás.

 

Coro.- Maestro, que no desee yo

ser consolado sino consolar;

ser comprendido sino comprender;

ser amado sino amar yo de verdad.

 

 

 

Levántate y resplandece

 

 

 

 54             // Levántate y resplandece

porque ha venido ya tu luz . //

Y la gloria del Señor

ha caído sobre ti

y la gloria del Señor

ya mora en ti.

 

 

LA VICTORIA ESTÁ EN JESÚS

 

 

 

 55           La victoria está en Jesús nuestra bandera

La victoria está en Jesús

Gracias damos a Dios

Quien nos da la victoria.

 

El murió

Por los pecados

Sepultado

Al tercer día

Resucitó conforme a las escrituras

Y apareció a muchos

Mostrando su gracia y su poder

Triunfando en victoria.

 

Y pondrán

En el Señor

Las naciones

Su esperanza

No apagará el fuego que humea

Ni partirá la caña quebrada

Hasta establecer

La justicia en victoria.

 

 

 

El Señor es el Señor

 

 

 

 56             El Señor es el Señor.

Resucitado de la muerte es el Señor.

Toda rodilla se doblará,

toda lengua confesará

que Jesús es el Señor

 

El Señor es el Señor.

Levantado de la tumba es el Señor.

Le adoraré y confesaré,

ante él me arrodillaré,

pues Jesús es mi Señor.

 

 

 

Te exaltaré mi Dios

 

 

 

 57        Te exaltaré mi Dios, mi Rey,

Y bendeciré tu nombre,

Eternamente y para siempre,

Cada día te bendeciré.

Y alabaré tu nombre,

Eternamente y para siempre.

 

Grande es el Señor,

Y digno de suprema alabanza,

Y su grandeza es inescrutable,

Cada día te bendeciré.

 

Generación a generación celebrará tus obras,

Y anunciará y anunciará tus poderosos hechos En, la hermosura de la gloria

Y en tus hechos meditaré. (coro)

 

Del poder de tus hechos,

Estupendos hablarán los hombres,

Y yo publicaré, yo publicaré tu grandeza.

Proclamarán tu inmensa bondad,

Y cantarán tu justicia. (coro)

 

 

 

 

 

Alabad a Dios en su santuario

 

 

 

 58             Alabad a Dios en su santuario,

alabadle en la magnificencia de su firmamento. Alabadle

Alabadle por sus proezas.

 

Alabadle conforme a lo mucho,

a lo mucho de su grandeza.

Alabadle al son de bocina,

alabadle con salterio y arpa;

 

Alabadle con pandero y danza,

alabadle con cuerda y flautas.

Alabadle con resonantes címbalos,

alabadle con címbalos de júbilo.

 

Todo lo que respira alabe a Dios.

¡Aleluya, aleluya, aleluya! Amen.

 

 

 

Voy a cantar a mi Señor

 

 

 

 59             Voy a cantar a mi Señor,

quiero gritar porque me amó.

Le alabaré, Él es mi Dios,

no lo puedo olvidar

y mi vida será

para siempre cantar.

 

Yo quiero siempre

alabar a Dios,

es imposible dejar de cantar,

son tantas cosas

que siempre nos da.

tan grande es mi Dios.

No importa donde quiera

que tú vas, allí contigo está

tu Salvador, no te abandona,

no tengas temor,

El es tu Dios.

 

Hoy soy feliz, no callaré.

Es tanto amor el que El me dio.

Le alabaré, el es mi Dios,

no lo puedo olvidar

y mi vida será

para siempre cantar. (estribillo)

 

 

 

Cuán profundo es tu amor

 

 

 

 60        Cuán profundo es tu amor,

no lo puedo comprender,

alto es para mí, cuán inmenso es.

 

CORO:   Cuán profundo es tu amor,

Dios de los cielos,

más profundo que el mar

es tu gran amor

Alto es, inmenso es,

profundo es, solo tu amor.

 

Siendo yo un pecador,

te humillaste por mí,

lo hiciste por amor;

Sólo tú, Señor.                   (Coro)

 

Viendo tu inmensidad

y el poder de tu amor,

sólo puedo decir:

pequeño soy ante ti.                 (Coro)

 

CORO:   Cuán profundo es tu amor,

Dios de los cielos,

más profundo que el mar

es tu gran amor

Alto es, inmenso es,

profundo es, solo tu amor.

 

 

 

Cantaré al Señor un cántico

 

 

 

 61          // Cantaré al Señor un cántico,

Maravillas ha hecho en mí. //

// Ha echado a la mar a quien nos perseguía, caballo y jinete ha echado a la mar. //

 

 CORO:

Echó a la mar los carros del faraón

¡Hey! ¡Hey!

// La la la la la la la la la la la la //

Echó a la mar los carros del faraón

 ¡Hey! ¡Hey!

 

//  El Señor mi  fortaleza es y mi canción,

de Dios viene mi salvación, //

//  Mi Padre es Dios y yo lo alabo,

mi Padre es Dios, yo lo alabaré. //

 

CORO:

Echó a la mar los carros del faraón

¡Hey! ¡Hey!

// La la la la la la la la la la la la //

(Final)

Echó a la mar los carros del faraón

 ¡Hey! ¡Hey!

// La la la la la la la la la la la la //

 

 

 

Ahora es tiempo de alabar a Dios

 

 

 

 62          Ahora es tiempo de alabar a Dios,

En la presencia del Consolador.

Concéntrate en Él, empieza a cantar,

Su presencia con poder descenderá.

 

Gloria a Dios, (oh. gloria a Dios).

Gloria a Dios, (oh. gloria a Dios).

 

El mora en la alabanza de su pueblo,

Se goza al oír nuestro clamor.

Concéntrate en Él, empieza a cantar,

Su presencia con poder descenderá.

 

 

 

Con mi Dios yo siempre venceré

 

 

 

 63          Con mi Dios yo siempre venceré,

pues al enemigo él hará caer.

Su gran victoria cantaré:  Cristo es Rey.

Porque fue Dios el que venció,

su pueblo liberó.

El enemigo huyó a su voz.

El mundo podrá ver que

con mi Dios yo siempre venceré,  pues al enemigo él hará caer.

Su gran victoria cantaré:  Cristo es Rey.

Cristo es Rey, Cristo es Rey.

 

 

 

Bendito el Señor, Dios de Israel

 

 

 

 64          Estribillo:

 

// Bendito el Señor, Dios de Israel, //

// el único que hace maravillas. //

Bendito su nombre para siempre.

 

Y toda la Tierra sea llena de su gloria.

Amen. Amen. Amen.              (Estribillo)

 

 

 

 

Canta aleluya al Señor

 

 

 

 65           // Canta aleluya al Señor, //

/// canta aleluya /// al Se ñor

 

  • Cristo murió y resucitó…
  • Cristo viene otra vez…

 

 

 

 

Vamos a cantar

 

 

 

 66           // Vamos a cantar

para a Dios alabar. //

Yo me perdí, El me halló,

mis pecados perdonó.

Vamos a cantar

para a Dios alabar.

 

 

 

 

Quiero alabarte más y más

 

 

 

 67           // Quiero alabarte más y más aún, //

buscar tu voluntad

tu gracia conocer

quiero alabarte.

 

Las aves del cielo cantan para ti,

las flores del campo reflejan tu poder.

Quiero cantar, quiero levantar mis manos a ti.

 

// Quiero servirte más y más aún, //  …

 

// Quiero amarte más y más aún, //  …

 

 

Dios está aquí

 

 

 

 68          Dios está aquí,

Tan cierto como el aire que respiro,

Tan cierto como la mañana se levanta,

Tan cierto como que le canto y me puedes oír.

 

Le puedes notar a tu lado

En este mismo instante.

Le puedes sentir muy dentro de tu corazón;

Le puedes contar ese problema que tienes,

Jesús está aquí, si quieres le puedes seguir.

 

 

 

 

Alaba al Señor alma mía

 

 

 

 69          Alaba al Señor alma mía,

Y glorifica su nombre también.

Porque la gloria del Señor es mía por siempre, Jesús es el mismo de ayer.

El Señor me libró, mi vida cambió,

Y todo el mundo lo verá.

// Porque el vino que me dio alegró mi corazón Y con su aceite mi cara brilló. //

 

 

 

 

Queremos ser un pueblo

 

 

 

 70          Queremos ser un pueblo, fuerte en ti,

Que nuestros ojos de tu amor no se separen.

Que nuestras vidas se rindan

a tu servicio, siempre Señor,

Danos tus fuerzas para luchar, Señor.

Y toma nuestros corazones, sólo para ti,

Y cámbianos Señor con tu amor.

 

 

 

 

Paz, Señor

 

 

 

 71        Paz, Señor, en el cielo y en la tierra,

paz, Señor, en las olas del mar,

paz, Señor, en las flores que mueren

sin saberlo la brisa al pasar.

 

Tú que has hecho las cosas tan bellas,

les has dado una vida fugaz;

pon, Señor, tu mirada sobre ellas

y devuelve a los hombres la paz.

 

Hoy he visto, Señor, en el cielo,

suspendidas de un rayo de luz,

dos palomas que alzaron el vuelo

con sus alas en forma de cruz.

 

Haz que vuelvan por siempre a la tierra

las palomas que huyeron, Señor,

y la llama que enciende la vela

nos devuelva la paz y el amor.

 

 

 

Si se humillare mi pueblo

 

 

 

 72        Si se humillare mi pueblo

sobre el cual mi nombre es invocado

y oraren y buscaren mi rostro,

se convirtieren de sus malos caminos.

Entonces yo oiré desde los cielos,

perdonaré sus pecados y sanaré su tierra.

Ahora estarán abiertos mis ojos

y atentos mis oídos 

//  a la oración en este lugar. //

 

 

 

Padre nuestro

 

 

 

 73        Padre nuestro que estás en los cielos,

Venga a nosotros, venga tu reino.

Hágase tu voluntad

así en la tierra como en el cielo.

El pan danos hoy, nuestro pan de cada día.

Perdónanos nuestras deudas,

así como nosotros

perdonamos a nuestros deudores.

Y no nos dejes caer en tentación,

mas líbranos del mal. Amen. Amen.

 

 

 

Baja a Dios de las nubes

 

 

 

 74        Baja a Dios de las nubes

y llévalo a la fábrica donde trabajas ;

quita a Dios del retablo

y llévalo dentro de tu corazón.

Roba a Dios de los templos,

donde lo encerraron hace tantos años,

déjalo libre en las plazas,

llévalo también al mercado del pueblo 

porque Dios no es un Dios muerto,

y si pesáis que está muerto,

///  equivocados /// estáis.

 

Ayer hablé con él

y lo noté un tanto triste,

hoy hablé con él

y me dijo que está solo,

porque hay tantos hombres

que hablan en su nombre,

pero no lo dejan hablar a él;

porque muchos hombres

se reúnen en su nombre,

pero no le dejan entrar e él.

(Al principio)

 

 

 

 

 

Fija tus ojos en Cristo

 

 

 

 75        Fija tus ojos en Cristo,

tan lleno de gracia y amor,

y lo terrenal sin valor será,

a la luz del glorioso Señor.

 

 

 

El Señor Dios nos amó

 

 

 

 76       El Señor Dios nos amó como nadie amó jamás,

él nos guía como estrella cuando no existe la luz, él nos da todo su amor mientras la fracción del pan.

Es el pan de la amistad, el pan de Dios.

 

CORO: Es mi cuerpo, tomad y comed,

esta es mi sangre, tomad y bebed,

pues yo soy la vida, yo soy el amor.

Oh Señor, condúcenos hasta tu amor.

 

 

El Señor Dios nos amó como nadie amó jamas.

Sus paisanos le creían hijo de un trabajador;

como todos, él también ganó el pan con su sudor, y conoce la fatiga y el dolor.             (CORO)

 

El Señor Dios nos amó como nadie amó jamas.

Él reúne a los hombres y les da a vivir su amor.

Los cristianos todos ya miembros de su cuerpo son, nadie puede separarlos de su amor.

 

CORO: Es mi cuerpo, tomad y comed,

esta es mi sangre, tomad y bebed,

pues yo soy la vida, yo soy el amor.

Oh Señor, condúcenos hasta tu amor.

 

 

 

Todos comemos del mismo pan

 

 

 

 77        CORO:                

Todos comemos del mismo pan,

todos buscamos a Dios,

todos bebemos en un manantial.

El agua no tiene color.

 

Si manchaste tu corazón,

si rogaste al Señor su perdón, confía

en él y vuelve a vivir.

Ven conmigo a la mesa de Dios.

 

Si tu hermano pecó contra ti,

si aún recuerdas que te hizo sufrir,

olvídalo y vuelve a vivir.

Ven conmigo a la mesa de Dios.

 

CORO:                

Todos comemos del mismo pan,

todos buscamos a Dios,

todos bebemos en un manantial.

El agua no tiene color.

 

 

 

 

Puede una chispa arder

 

 

 

 78        Puede una chispa arder

y encender un gran fuego,

y todo alrededor

comienza a quemarse.

Así es el amor de Dios,

si dentro está de ti; lo puedes dar,

¿lo quieres dar a todos los demás?

 

Mira a tu alrededor:

los pájaros ya cantan,

comienza a brotar

las flores y las plantas.

Así es el amor de Dios,

si dentro está de ti; lo puedes dar,

¿lo quieres dar a todos los demás?

 

Tú puedes hoy tener

la paz que yo he encontrado.

Acepta a Jesús,

no importa tu pasado.

AJ mundo tú podrás decir

conmigo a una voz :

Él me salvó, es mi Señor,

por él quiero vivir.

 

 

 

 

Grandes y maravillosas son tus obras

 

 

 

 79        Grandes y maravillosas son tus obras

Señor Dios todopoderoso.

Justo y verdaderos son tus caminos,

///  Rey de los santos. ///

// Aleluya, aleluya, aleluya, aleluya. //

 

 

¿Quién no te temerá, Señor,

y glorificará tu nombre?

Pues sólo tú eres santo,

por lo cual todas las naciones

vendrán y te adorarán, y te adorarán.

 // Aleluya, aleluya, aleluya, aleluya. //

 

Temed a Dios y dadle gloria,

porque su juicio ha llegado.

Adorad a aquel que hizo

el cielo, la tierra y el mar;

y las fuentes de las aguas.

// Aleluya, aleluya, aleluya, aleluya. //

 

 

 

 

Tan cerca de mi

 

 

 

 80        Tan cerca de mi,

Tan cerca de mi,

Que hasta le puedo tocar,

Jesús está aquí.

 

Le hablaré sin miedo al oído,

Le contaré cosas que hay en mi, 

Y que sólo a El, le interesarán,

El es más que un mito para mi.

(Estribillo)

 

Mírale a tu lado caminando,

Paseándose en la multitud,

Muchos, ciegos van porque no le ven,

Ciegos de ceguera espiritual.

(Estribillo)

 

No busques a Cristo en lo alto,

Ni le busques en la oscuridad,

Muy cerca de ti, en tu corazón

Puedes encontrar a tu Señor.

(Estribillo)

 

 

 

Bendeciré al Señor en todo tiempo

 

 

 

 81          Bendeciré al Señor en todo tiempo,

su alabanza en mi boca estará.

En el Señor se gloriará mi alma,

lo oirán los justos y se alegrarán.

Engrandeced al Señor conmigo,

y exaltemos a una su nombre.

Busqué al Señor y él me oyó,

de todos mis temores me libró.

 

 

 

Cantad al Señor

 

 

 

 82        /// Cantad al Señor un cántico nuevo. ///

Cantad al Señor, cantad al Señor.

 

/// ¿Y qué hace él? hace maravillas. ///

Cantad al Señor, cantad al Señor.

 

 

 

Aclamad a Dios con alegría

 

 

 

 83        Aclamad a Dios con alegría

toda la tierra, toda la tierra

Cantad la gloria de su nombre,

ponedle gloria en su alabanza

¡Cuán asombrosas son sus obras

por la grandeza de tu poder!

Se someterán a ti tus enemigos,

toda la tierra de adorará.

/// Y cantará a ti /// aleluya,

cantará a tu nombre

Bendito nombre de nuestro Dios.

 

 

 

Cantad alegres a Dios

 

 

 

 84        Cantad alegres a Dios

Habitantes de toda la tierra,

Servidle con alegría, servidle con alegría,

Venid ante su presencia con regocijo.

 

// Reconoced que Dios es Dios, //

// Él nos hizo y no nosotros, //

Pueblo suyo somos y ovejas de su prado.

(Coro)          

 

// Entrad por sus puertas con gratitud, //

// Por sus atrios con alabanza.             

Alabadle y bendecid su nombre.

(Coro)

 

// Porque el Señor es bueno;//

// Para siempre es su misericordia, //

Y su verdad por todos los siglos.

(Coro)

 

 

 

Desde el amanecer

 

 

 

 85        // Desde el amanecer hasta que se pone el sol,

alabad el nombre de Dios. //

// Bendito es el Señor, otra vez su nombre proclamad

bendecid y alabad. //

 

 

 

Padre amado

 

 

 

 86        Padre amado, Padre amado.

Somos hijos bendecidos, Padre amado Levantamos nuestras manos en un gesto de amor, Padre amado, Padre amado.

 

Cristo vive ¡Aleluya!

Somos pueblo redimido, aleluya.

Levantamos nuestras manos en un gesto de amor, Cristo vive ¡Aleluya!

 

Santo Espíritu, Santo Espíritu.

Úngenos y llénanos, Santo Espíritu.

Levantamos nuestras manos en un gesto de amor, Santo Espíritu, Santo Espíritu.

 

Señor nuestro te adoramos,

Señor nuestro te adoramos,                                 

Levantamos nuestras manos en un gesto de amor, Señor nuestro te adoramos,

 

// Aleluya; aleluya. //

Levantamos nuestras manos en un gesto de amor, Aleluya, aleluya.

 

 

 

Santo Espíritu llena mi vida

 

 

 

 87        Santo Espíritu llena mi vida,

Que por Cristo yo quiero brillar.

Santo Espíritu llena mi vida,

Úsame las almas a salvar.

 

/// Alabanzas ///

Doy a Cristo, el Rey.

/// Alabanzas ///

Doy al Rey.

 

 

 

 

Espíritu del trino Dios

 

 

 

 88        // Espíritu del trino Dios ven sobre mí, // Quebrántame, consúmeme,

transfórmame y lléname.

Espíritu del trino Dios ven sobre mí.

 

 

 

 

Buscad primero el Reino de Dios

 

 

 

 89        Buscad primero el Reino de Dios

y su perfecta justicia.                                            

Ninguna cosa os faltará 

que no será añadida.

/// Aleluya /// Aleluya – Aleluya.

 

Considerad que hermosa es la flor,

nunca trabaja ni hila,

mas en su gloria el gran rey Salomón

no fue vestido como ella.

/// Aleluya /// Aleluya – Aleluya.

 

Dios a vosotros hará mucho, mucho más,

él sabe lo que os falta;

no os afanéis, él dará perfecta paz.

Buscad primero su reino.

/// Aleluya /// Aleluya – Aleluya.

 

 

 

Padre te adoro

 

 

 

 90        Padre te adoro,

mi vida entera te entrego. Yo te amo.

 

Cristo te adoro,

mi vida entera te entrego. Yo te amo.

 

Espíritu te adoro,

mi vida entera te entrego. Yo te amo.

 

 

 

 

Yo quiero más y más

 

 

 

 91        Yo quiero más y más de Cristo,

yo quiero más de su poder,

yo quiero más de su presencia,

yo quiero más y más de él.

 

El quiere más y más mi vida,

él quiere más de mi amor,

él quiere más de mi entrega,

él quiere más y más de mí.

 

 

 

Cristo, nombre más alto

 

 

 

 92        Cristo, nombre más alto,

Salvador nuestro, glorioso Señor.

Emanuel, Dios con nosotros,

Fuente de vida, cordero de Dios.

 

Emanuel, Emanuel,

Su nombre es Emanuel,

Es Dios que salva, nuestro Señor;

Su nombre es Emanuel.

 

 

 

 

 

Si ruge tempestad

 

 

 

 93        Si ruge tempestad, Jesús es roca mía.

Si azota vendaval, Jesús es mi sostén.

Parece naufragar mi barca en alta mar,

Jesús es mi sostén y mi guía.

Te seguiré, te seguiré, Señor.

Te alabaré, te alabaré, Señor.

Y cantaré tu gran amor,

pues sólo en ti hay salvación.

 

 

 

Tu misericordia

 

 

 

 94        // Tu misericordia es mejor que la vida. //

Mis labios te alabarán

y también mi vida te bendecirá.

En tu nombre mis manos alzaré.

 

// Alzaré mis manos en tu nombre, Señor. //

Mis labios te alabarán

y también mi vida te bendecirá.

En tu nombre mis manos alzaré.

 

 

 

Digno eres

 

 

 

 95        Digno eres, digno eres,

digno eres Señor

de recibir gloria y honra,

gloria, honra y poder.

 

Porque Tú has creado

todas las cosas,

Tú las creaste, Señor,

para tu gloria

Tú las creaste,

digno eres Señor.

 

 

 

Maravilloso es

 

 

 

 96        /// Maravilloso es /// Cristo el Señor.

Rey soberano y ensalzado.

Maravilloso es Cristo el Señor,

Pastor amado, Rey de los siglos,

Omnipotente Dios.

Nos inclinamos y adoramos.

Maravilloso es Cristo el Señor.

 

 

 

 

Padre únenos

 

 

 

 97        Padre únenos, Padre únenos

que el mundo crea

que enviaste al Hijo,

Padre únenos.

 

 

 

Aunque la higuera no florezca

 

 

 

 98        Aunque la higuera no florezca,

ni en las vides haya frutos,

aunque falte el producto

del olivo; y los labradores

no den mantenimiento,

y las ovejas sean quitadas

de la majada, y no haya

vacas en los corrales;

con todo, yo me alegraré

en el Señor, y me gozaré,

en el Dios de mi salvación.

 

 

 

 

Quiero cantar una bella canción

 

 

 

 99        Quiero cantar una bella canción

De un amigo que me transformó.

Quiero cantar una bella canción

De aquel que mi vida cambió.

 

Es mi amigo Jesús, es mi amigo Jesús.

El es Dios, él es Rey, es amor y verdad.

Sólo en él encontré esa paz que busqué.

Sólo en él encontré la felicidad.

 

Quiero cantar una bella canción

de Jesús que el camino mostró.

Quiero cantar una bella canción

de aquel que me perdonó.

 

(Estribillo)

 

 

 

Entraré por sus puertas

 

 

 

  100       Entraré por sus puertas con gratitud

en mi corazón.

Entraré por sus atrios con alabanza,

y diré este es el día que hizo el Señor,

me gozaré porque él me hizo feliz.

// El me hizo feliz, me hizo feliz;

oh gloria a Dios porque él me hizo feliz. //

 

 

 

Vi yo al Señor

 

 

 

  101       Vi yo al Señor, vi yo al Señor

// sobre un trono sublime,

y su gloria llenaba el templo. //

Los ángeles cantaban: Santo, Santo, Santo,

el Señor de los ejércitos es el Rey.

 

 

 

Dios ha hablado a su pueblo

 

 

 

  102       // Dios ha hablado a su pueblo. Aleluya.

Oh cuan sabias sus palabras. Aleluya. //

Abre tu oído pueblo santo,

abre tu oído a la verdad.

Tu corazón ensancha ahora.

// Dios ha llegado a ti.//

 

 

 

Gozaos, gozaos, no temáis

 

 

 

  103       Gozaos, gozaos, no temáis,

grandes cosas ha hecho el Señor;

derramó de su Espíritu sobre la tierra,

llenando a su pueblo de amor.

 

La higuera ya brota, la vid da su fruto.

El trigo dorándose está; 

la lluvia temprana y tardía

a su tiempo una grande cosecha dará.

(Al principio)

 

 

 

 

Con alegría saldréis

 

 

 

  104       Con alegría saldréis y con paz regresaréis,

los montes y collados entonarán canción, mientras vosotros vais con gozo gritarán.

Los árboles aplaudirán.

/// Los árboles del campo aplaudirán. ///

mientras vosotros vais.

 

 

 

 

Oh Señor, tú hiciste el cielo

 

 

 

  105       Oh Señor, tú hiciste el cielo

y la tierra con gran poder.

Oh Señor, tu brazo extendido

hizo el cielo y la tierra también.

// Nada es difícil para ti, //

Oh gran, potente Dios,

grande en consejo y en obras también.

Nada, nada, absolutamente

nada es difícil para ti.

 

 

 

De rodillas partamos hoy el pan

 

 

 

  106       // De rodillas partamos hoy el pan. //

 

 

CORO: De rodillas estoy

con el rostro ante ti, Señor.

Oh Dios, apiádate de .

 

2) // Compartamos la copa en gratitud. //    (C)

3) // De rodillas loemos al Señor. //               (C)

  • // Celebremos unidos en amor. // (C)

 

 

 

 

Te amo Rey

 

 

 

  107       Te amo Rey, y levanto mi voz

para adorarte y gozarme en ti.

Regocíjate, escucha mi Rey

que sea un dulce cantar para ti.

 

 

 

 

 

¡Aleluya! Jesucristo

 

 

 

  108       // ¡Aleluya! Jesucristo a la diestra

de Dios, el Padre, está. //

 

Nos alegramos y nos gozamos

porque él vive para siempre.

¡Aleluya!  Jesucristo a la diestra

de Dios, el Padre, está.

 

 

 

 

 

 

Abre mis ojos

 

 

 

  109       Abre mis ojos, quiero ver a Cristo,

Y contemplarle , decirle : te amo.

Abre mi oído, ayúdame a oírle.

Abre mis ojos , quiero ver a Cristo.

 

 

 

Reina Rey Jesús

 

 

 

  110       Reina Rey Jesús,

En todas las naciones de la tierra.

Reina Rey Jesús,

En todas las naciones reina hoy.

Toda la tierra sea llena

De la gloria del Señor;

Adórenle los pueblos

Porque sólo él es digno.

El es Rey, Rey, Rey.

 

 

 

Levantaré mis manos

 

 

 

  111       Levantaré mis manos y alzaré mi voz.

Levantaré mis manos y te diré:

que tú eres Dios, que tú eres Dios,

que tú eres Dios, que tú eres Dios.

Que tú reinas en mi vida para siempre.

 

Proclamaré tu nombre en los montes.

Proclamaré tu nombre y gritaré:

que tú eres Dios, que tú eres Dios,

que tú eres Dios, que tú eres Dios.

Que tú reinas en mi vida para siempre.

 

 

 

La presencia de Dios

 

 

 

  112       // La presencia de Dios está aquí,

yo la siento en mí. //

Y me gozo en su luz

porque tiene vida en mí.

// La presencia de Dios está aquí,

yo la siento en mí. //

 

 

 

Señor Jesús dame la fe

 

 

 

  113       // Señor Jesús dame la fe

Que tenían tus siervos Abraham y Moisés. //

 

//  Y volaré, como las águilas volaré

Como las águilas volaré en las alturas. //

 

// Señor Jesús, ayúdame, porque hoy

En tus manos instrumento quiero ser. //

 

 

 

 

El Señor te bendiga y te guarde

 

 

 

  114       El Señor te bendiga y te guarde.

El Señor haga resplandecer

su rostro sobre ti,

y tenga de ti misericordia misericordia.

El Señor alce sobre ti su rostro

y ponga en ti paz, y ponga en ti paz.

 

 

 

 

 

Oh deja que el Señor

 

 

 

  115       Oh deja que el Señor te envuelva

Con su Espíritu de amor,

Satisfaga hoy tu alma y corazón.

Entrégale lo que te pide

Y su Espíritu vendrá

Sobre ti y vida nueva te dará.

 

Cristo, Cristo, ven y llénanos,

Cristo, Cristo, llénanos de ti.

 

Alzamos nuestra voz con gozo,

Nuestra alabanza a ti,

Con dulzura te entregamos nuestro ser

Entrega toda tu tristeza

En el nombre de Jesús

Y abundante vida hoy tendrás en El.

 

 

 

 

 

Obrando tú

 

 

 

  116       // Obrando tú, ¿quién impedirá? //

Eres Señor, eres Dios de amor.

Estás conmigo donde yo esté.

Antes de ti, ninguno se formó;

después de ti, ninguno yo amé.

 

 

 

 

Sólo tú, Señor

 

 

 

  117       Sólo tú, Señor, eres digno de alabanza,

sólo tú, Señor, eres digno de mi amor,

sólo tú, Señor, eres digno de alabanza,

sólo tú eres digno de mi amor.

Te adoraré porque has hecho grandes cosas,

te adoraré, todas ellas tan hermosas,

te adoraré porque has hecho grandes cosas.

Te adoraré, Señor.

 

 

 

 

Santo eres tú, Señor

 

 

 

  118       Santo eres tú, Señor, Dios de todo poder.

// Tu gloria llena toda la tierra, //

// Hosanna, hosanna en los cielos. //

 

 

 

 

 

Eres tú el que escogió

 

 

 

  119       Eres tú el que escogió mi corazón,

eres tú el que ama mi alma.

Ahora que te encontré, nuca te dejaré.

No hay nadie como tú.

 

 

 

 

Cómo te amo

 

 

 

  120       Cómo te amo, tú eres el Señor, tú eres único;

cómo te amo, único para mí.

Jesucristo, tú eres el Señor, tú eres único;

Jesucristo, único para mí.

Aleluya, tú eres el Señor, tú eres único;

aleluya, único para mí.

 

 

 

 

Padre del cielo

 

 

 

  121       Padre del cielo te adoramos,

tu santo nombre bendecimos.

Y tu reino se establece en la alabanza,

y tus obras tu pueblo anunciará.

Bendito Dios poderoso,

quien fue, quien es y quien vendrá.

Bendito Dios poderoso, por siempre reinará.

 

 

 

 

Te doy gracias, Señor

 

 

 

  122       Te doy gracias, Señor, entre todos los pueblos,

Cantaré salmos a ti entre las naciones .

Porque tu gran amor es mayor que los cielos,

y por siempre, y por siempre tú eres fiel.

Te exalto, oh Señor, sobre los cielos,

de tu gloria la tierra se llenará.

Te exalto, oh Señor, sobre los cielos,

/// de tu gloria /// la tierra se llenará.

 

 

 

 

Yo celebraré delante del Señor

 

 

 

  123       // Yo celebraré delante del Señor,

Cantaré un cántico nuevo. //

 

// Yo le alabaré porque él

Ha hecho grandes cosas. //

 

 

 

 

El Señor está en medio de ti

 

 

 

  124       El Señor está en medio de ti, poderoso, poderoso.

El salvará, se gozará sobre ti con alegría, Callará de amor, se gozará sobre ti con cántico.

El Señor está en medio de ti, poderoso, poderoso, (Poderoso).

 

(última vez)

Poderosísimo, sí, oh, poderosísimo, si, oh, Poderosísimo.

 

 

 

 

Dios,  Dios mío eres Tú

 

 

 

  125       Dios,  Dios mío eres Tú,

de madrugada te buscaré.

Dios,  Dios mío eres Tú,

de madrugada te buscaré.

 

Mi alma tiene sed de ti

y mi carne te anhela,

cual tierra seca y árida

donde aguas no hay.

 

 

 

 

Ven, te invito a cantar al Señor

 

 

 

  126       // Ven, te invito a cantar al Señor,

ven te invito a deleitarte en él,

ven te invito a cantar al Señor

con toda tu voz, con todo tu amor. //

 

Cantad su gloria y su victoria,

batid las manos, alabad a Dios.

Hombres y mujeres, niños y ancianos,

sanos y enfermos, alabad a Dios. ¡Eh!

 

 

 

Te amo, oh Señor

 

 

 

  127       Te amo, oh Señor, fortaleza mía

roca mía castillo mío y mi libertador.

Dios mío en ti confiaré,

mi escudo eres tú

y la fuerza de mi salvación.

 

 

 

 

Únenos, Señor

 

 

 

  128       Únenos, Señor con tu Espíritu de amor,

que tu cuerpo sea uno, como tú y el Padre sois.

Únenos, Señor, haznos ver tu voluntad,

danos tu discernimiento y enséñanos a amar.

// Cuando todos somos hermanos

y al mismo Padre alabamos, 

únenos, Señor, con tu espíritu de amor. //

 

 

 

El gozo del Señor

 

 

 

  129       // El gozo del Señor mi fortaleza es ///

su gozo sin medida él nos da.

Si tiene este gozo puedes adorar,

Si tiene este gozo puedes alabar,

Si tiene este gozo puedes entonar.

Su gozo sin medida él nos da.

 

 

 

 

Cristo es el río

 

 

 

  130       Cristo es el río que está fluyendo ya

Cristo es la fuente, jamás se secará.

Ven a las aguas del gran amor de Dios.

Cristo es el río, por siempre fluirá.

 

 

 

 

Somos uno en Cristo

 

 

 

  131       // Somos uno en Cristo, somos uno,

Somos uno, uno solo. //

Un solo Dios, un solo Señor,

Una sola fe, un solo amor,

Un solo bautismo, un solo Espíritu

Y ese es El Consolador.

 

 

 

 

No puede estar triste

 

 

 

  132       // No puede estar triste

el corazón que tiene a Cristo,

no puede estar triste

el corazón que tiene a Dios. //

 

// Canto con gozo y alabo a mi Cristo

no puede estar triste

el corazón que tiene a Dios. //

 

// No vivo yo, vive Cristo en mí. //

/// Para mi el morir es vivir, ///

para mí el vivir es Cristo.

 

 

 

Sin Dios nada somos

 

 

 

  133       Sin Dios nada somos en el mundo,

sin él nada podemos hacer.

// Ni las hojas del árbol se mueven,

si no fuera por su poder. //

 

 

 

 

CRISTO ES LA PEÑA DE HOREB

 

 

 

  134       // Cristo es la Peña de Horeb

Que está brotando agua de vida

Saludable para ti. //

 

Ven a tomarla que es más dulce que la miel

Refresca el alma, refresca todo tu ser

Cristo es la Peña de Horeb que está brotando

agua de vida saludable para ti.

 

Cristo el lirio del valle de las flores

Él es la rosa blanca y pura de Sarón

Cristo es la vida y amor de los amores

Él es la eterna fuente de la salvación.

 

 

 

 

 

Justificados pues por la fe

 

 

 

  135       Justificados pues por la fe,

tenemos paz con Dios

por medio de Jesucristo.

Pues el amor de Dios descendió

a nosotros por el Espíritu,

// que fue dado //  /// a nosotros. ///

Dios mostró su amor por nosotros

en que siendo pecadores

Cristo nos dio su vida,

y así el amor de Dios descendió

a nosotros por el Espíritu,

// que fue dado //  /// a nosotros. ///

 

 

 

 

Pronto vendrá Jesús

 

 

 

  136       // Pronto vendrá Jesús el nazareno, //

él nos llevará al Reino de los cielos;

// cantando aleluya allí nos gozaremos. //

 

// Como relámpago. //

Así será la venida del Señor.

 

// Y a ti, mi pueblo, que velando estás,

te haré sentir el Espíritu de Dios. //

 

 

 

 

Que no se apague el fuego

 

 

 

  137       // Que no se apague el fuego

que hay en mi corazón,

que no se apague el fuego

que siga ardiendo más y más. //

 

// Yo tengo gozo, Señor,

tengo paz, tengo amor,

y yo voy a morar más allá del sol. //

 

 

 

Como la aurora

 

 

 

  138       // Como la aurora va en aumento de luz, //

así nosotros crecemos en su gloria,

por amor y fe que nos ha dado Jesús.

 

 

 

Me ha mostrado el Señor

 

 

 

  139       Me ha mostrado el Señor lo que es bueno

y lo que pide él de mí: hacer justicia,

misericordia y ser humilde ante él.

 

 

 

 

Pon tu mano en la mano

 

 

 

  140       Pon tu mano en la mano

del Señor de Galilea;

Pon tu mano en la mano

del Señor que calma el mar.

El Señor te cuida y te guía

noche y día sin cesar.

Pon tu mano en la mano

del Señor que calma el mar.

 

  1. Pies, pasos

 

 

  1. Ojos

 

 

  1. Mente

 

 

 

 

Cuando Cristo venga en gloria

 

 

 

  141       // Cuando Cristo venga en gloria,

yo no me voy a quedar. //

/// Seremos levantados con poder ///

para la nueva Jerusalén

/// ¡Ay! que tú te vas y yo también ///

para la nueva Jerusalén.

 

 

 

Has cambiado mi lamento en baile

 

 

 

  142       Has cambiado mi lamento en baile, Señor,

desataste mi cilicio.

Has cambiado mi lamento en baile, Señor,

de alegría me ceñiste.

Por lo tanto cantaré a ti, gloria mía,

y no estaré callado

Oh Señor, mi Dios, yo te alabaré para siempre.

 

 

 

 

Extiende tu mano a Jesús

 

 

 

  143       Extiende tu mano a Jesús pues él pasa ya,

y verás que puede oír el clamor de tu ser .

Jesús está pasando , saciará tu necesidad , extiende tu mano a Jesús pues él pasa ya.

 

 

 

Fue clavado en la cruz por mí

 

 

 

  144       // Fue clavado en la cruz por mí, //

Ha llevado mis pecados,

él me ha perdonado.

Fue clavado en la cruz por mí.

 

 

 

Los que esperan en el Señor

 

 

 

  145       Los que esperan en el Señor,

nuevas fuerzas recibirán,

caminando sin descansar

nunca se fatigarán,

como águilas podrán volar

en el poder de Cristo el Rey,

nuevas fuerzas recibirán,

nunca se fatigarán.

 

 

 

Bendito sea el nombre

 

 

 

  146       /// Bendito sea el nombre /// de Jesús

Aleluya, aleluya

bendito sea el nombre de Jesús.

 

 

 

 

 

En el templo de Dios

 

 

 

  147       En el templo de Dios

un fuego se ha encendido

en el templo de Dios

un fuego se encendió ,

// Nadie lo podrá apagar,

nadie lo podrá apagar,

 porque el fuego de mi Dios

en mi corazón está. //

 

 

 

Tengo allá en el Cielo

 

 

 

  148       // Tengo allá en el Cielo // una gran mansión

// que me dijo Cristo: // voy a preparar.

No esta de barro, tampoco de piedra.

Lo que tengo allá.

// Son calles de oro, con puertas de perlas

y un mar de cristal. //

 

 

 

Sí, yo sé

 

 

 

  149       Sí, yo sé, yo sé que él vive,

en mi corazón él vive.

Yo sé que mi redentor vive, él vive.

 

 

 

 

Jesucristo es tan grande

 

 

 

  150       // Jesucristo es tan grande,

que ni hay otro como él,

es Señor de lo imposible

pues todo lo puede hacer. //

 

Yo soy tu Dios, que te amo

¿ Cómo me voy a olvidar yo de ti,

si en mis manos te llevo grabado,

y mi sangre por ti he derramado

cómo me voy a olvidar yo de ti ?

 

// No te dejaré ni te abandonaré,

porque contigo estoy hasta el fin. //

 

 

 

 

Un vaso de honra para Dios

 

 

 

  151       // Un vaso de honra para Dios, //

Justificados, para ser,

un vaso de honra para Dios.

 

 

 

 

Es real para mí

 

 

 

  152       Es real para mí, tan real para mí;

mi precioso Jesús es real para mí

Mi alma encontró la realidad,

mi precioso Jesús es real para mí.

 

 

 

 

 

Este es el día

 

 

 

  153       // Este es el día //   // que hizo el Señor. //

Gocémonos, gocémonos

y alegrémonos, y alegrémonos.

Este es el día que hizo el Señor.

Gocémonos y alegrémonos.

// Este es el día // que hizo el Señor.

 

 

 

 

Aleluya, aleluya

 

 

 

  154       Aleluya, aleluya, Cristo es el Señor.

Aleluya, es el Señor.

Aleluya, aleluya, Cristo es nuestro Rey.

Aleluya, él es Rey.

Aleluya, Cristo es mi Rey.

 

 

 

 

Con mis labios y mi vida

 

 

 

  155       Con mis labios y mi vida

Te alabo Señor, te alabo Señor.

Con mis labios. y mi vida.

Te alabo bendito Señor.

 

Porque tú eres precioso para mi,

precioso para mi,

precioso para mi,

Porque tú eres precioso para mi,

Por eso te alabo Señor.

 

 

 

 

En todo momento

 

 

 

  156       // En todo momento alabo al Señor.

En todo momento. //

Cuando hay risa, cuando hay llanto,

cuando hay alegría o tribulación,

cuando llueve o sale el sol,

yo siempre alabo al Señor.

 

 

 

 

Señor, ¿quién entrará

 

 

 

  157       // Señor, ¿quién entrará

en el santuario para adorar? //

// El limpio de manos, de corazón puro,

Que no es vanidoso y sabe amar. //

 

// Señor, yo quiero entrar                                      

en el santuario para adorar. //

// Limpia mis manos, mi corazón lava,

Mi vanidad quita, y enséñame a amar. //

 

// Señor, ya puedo entrar                       

en el santuario para adorar. //

 

// Tu Sangre me limpia, me impartes perdón

Tu Espíritu. Santo me llena de amor. //

 

 

 

 

Inúndame, Señor

 

 

 

  158       // Inúndame, Señor , con tu Espíritu, //

// Y déjame sentir el fuego de tú amor

ardiendo en mi corazón. //

 

 

 

 

Bendito es

 

 

 

  159       CORO:

// Bendito es, bendito y alabado es. //

Bendito es, bendito es.

 

Desde, el fondo de mi alma

brota m canto agradecido,

de adoración y alabanza,

al que lo es todo para mi.                    (C)

 

Porque se mueven sus entrañas

al ver el rostro de sus hijos

y nuestros nombres están escritos

en el corazón amante de mi Dios.     (C)

 

Todo mi ser en su presencia

se abre camino de su luz.

Y olvido el polvo del que salgo al

levantar mis manos ante ti.                (C)

 

CORO:

// Bendito es, bendito y alabado es. //

Bendito es, bendito es.

 

 

 

Los que confían en el Señor

 

 

 

  160       // Los que confían en el Señor

son como el monte de Sión . //

// Son como las águilas,

que con sus alas extendidas,

van remontando las alturas

por las corrientes del Espíritu. //

 

 

 

Maravilloso es

 

 

 

  161       Maravilloso es, maravilloso es

cuando pienso que Dios me ama.

 

 

 

Cristo rompe las cadenas

 

 

 

  162       /// Cristo rompe las cadenas ///

y nos da su libertad . (bis)

¿Cómo es posible yo vivir sin ti , Jesús,

si el fundamento de mi vida eres tú?

¿Cómo es posible yo vivir sin ti, Jesús?

Toda la vida.

Tú me libraste del pecado y de la muerte

¿Cómo es posible yo vivir sin ti, Jesús?

Ahora soy salvo por la sangre

que él vertió por mí en la cruz.

 

 

 

Yo soy de mi amado

 

 

 

  163       // Yo soy de mi amado y él es mío.

Su bandera sobre mí es amor. ///

Su bandera sobre mí es amor.

 

2) /// Jesús es la roca de mi salvación… ///

 

3) /// Me llevó a la casa del banquete… ///

 

4) /// Me sentó en lugares celestiales… ///

 

  • /// Oh gloria, gloria aleluya… ///

 

 

 

En presencia de tu pueblo

 

 

 

  164       En presencia de tu pueblo yo te alabaré,

Santo eres, y reinas en la alabanza de Israel.

Proclamamos tus bondades y tu eterno amor;

exaltamos tu nombre sobre la tierra y el cielo.

 

 

 

El corazón alegre

 

 

 

  165       El corazón alegre es un buen remedio,

es buen remedio el corazón alegre.

El espíritu triste seca los huesos,

pero el corazón alegre es el gozo del Señor.

 

 

 

 

Dios es nuestro amparo

 

 

 

  166       Dios es nuestro amparo y fortaleza.

Nuestro pronto auxilio en la tribulación.

Aunque se traspasen los montes a la mar,

// aunque la tierra tiemble, debemos confiar. //

 

CORO:   // Cielos y tierra podrán pasar,

mas su palabra no pasará. //

// No, no, no pasará. //

 

Hay un río limpio de aguas cristalinas

en la ciudad santa, morada del Señor.

Dios está en ella y firme estará

// al despuntar el alba su ayuda traerá. //        (C)

 

Bramaron naciones, reinos vacilaron.

Él dio la palabra: la tierra se fundió.

Con nosotros siempre el Señor está,

//aunque la tierra tiemble, debemos confiar.//(C)

 

Contemplad sus obras por toda la tierra detendrá las guerras, las armas quebrará.

Todas las naciones lo enaltecerán.

//aunque la tierra tiemble, debemos confiar.//(C)

 

(CORO: // Cielos y tierra podrán pasar,

mas su palabra no pasará. //

// No, no, no pasará. //

 

 

 

 

Cristo, Jesucristo

 

 

 

  167       Cristo, Jesucristo,

maravilloso es Jesús,

su rostro brilla más que el sol.

 Mas hermoso es Cristo

que el lirio de los valles,

y dulce, más dulce que la miel

Tal es la rosa de Sarón,

así de bello es él,

y le amo, sí, de corazón.

Mas hermoso es Cristo

que el lirio de los valles,

y dulce, más dulce que la miel.

 

 

 

 

Ven a su presencia y canta

 

 

 

  168       Ven a su presencia y canta:

Aleluya, aleluya, aleluya.

 

 

 

Una espiga dorada

 

 

 

  169       Una espiga dorada por el sol,

el racimo que corta el viñador,

se convierte ahora en pan y vino de amor 

en el Cuerpo y la Sangre del Señor.

 

Comulgamos la misma comunión.

Somos trigo del mismo sembrador.

Un molino la vida nos tritura con dolor,

Dios nos hace Eucaristía en el amor.

 

Como granos que han hecho el mismo pan,

como notas que tejen un cantar,

como gotas de agua que se funden en el mar,

los cristianos un cuerpo formarán.

 

 

 

Mi corazón está dispuesto

 

 

 

  170       Mi corazón está dispuesto, oh Dios;

yo cantaré, salmos entonaré.

Salterio y arpa, oh despiértate;

despertaré al alba, oh Señor.

 

CORO    Te alabaré, oh mi Señor,

                entre los pueblos cantaré,

                porque muy grande es tu bondad

              y hasta los cielos tu verdad.

 

Seas exaltado en cielos, oh Señor, 

sobre la tierra que tu gloria esté,

que tus amados vean libertad.

Salve tu diestra y respóndeme.                      (C)

 

Danos socorro contra el tentador,

la ayuda humana siempre vana es.

En Dios proezas haremos. Amen.

Él hollará al maligno a nuestros pies.          (C)

 

CORO    Te alabaré, oh mi Señor,

                entre los pueblos cantaré,

                porque muy grande es tu bondad

              y hasta los cielos tu verdad.

 

 

 

Cristo es el Rey

 

 

 

  171       ¡Cristo es el Rey y quiero alabarle,

darle la gloria, su nombre exaltar!

En las alturas él tiene su trono

Verbo del Padre que vino a salvar.

 

Nuestra esperanza es fiel y segura;

fija en la gloria, delante de Dios.

Un sacerdote sin mancha tenemos

que nos presenta al Padre de amor.

 

A él venimos pues no hay otro nombre mediador nuestro, Jesús el Señor.

Y nuestras vidas alegres rendimos

por el Espíritu dándole honor.

 

Dios santo y fiel a ti te adoramos

por tus bondades, te damos loor.

Angeles todos delante del trono

“¡Gloria al Cordero!” Cantad a una voz.

 

 

 

Por darme vida Jesús murió

 

 

 

  172       Coro:      Por darme vida Jesús murió,

                              Mi paz buscando él se entregó.

 

  1. El rompió su cuerpo, su alma vertió;

compró nuestra dicha, victoria nos dio.

(Coro)

 

  1. “Ven a mi mesa” – nos dice hoy. “

Pan yo te ofrezco, vino te doy. ” 

(Coro)

 

  1. “Este es mi cuerpo dado por ti.

Come y recuerda, piensa en mi”.

(Coro)

 

 

  1. “Esta es mi sangre, yo la vertí,

por tus pecados. Cree en mí.”

 

Coro:      Por darme vida Jesús murió,

                              Mi paz buscando él se entregó.

 

 

 

Renueva mi ser

 

 

 

  173       ¡Renueva mi ser! ¡ Renueva mi ser

Espíritu Santo de Dios!

 

Mi vida a tus pies yo pongo, Señor,

Espíritu Santo de Dios.

 

 

 

Digno, oh digno eres

 

 

 

  174       // ¡Digno!… ¡oh digno eres, Señor,

de recibir gloria, honra y adoración! //

 

¡Gloria al Cordero! ¡Gloria al Salvador! ¡

Tu nombre proclamamos! ¡Démosle loor! ¡Aleluya! En tu trono oh Dios,

tu reinas por los siglos.

¡Jesús es el Señor!

 

 

 

Atribuid poder al santo Dios

 

 

 

  175       // Atribuid poder al santo Dios:

Obras perfectas a su pueblo mostró. //

 

// Por sendas justas nos ha guiado,

fiel y bondadoso es él. //

 

 

 

 

A Dios, el Padre celestial

 

 

 

  176       A Dios, el Padre celestial;

al Hijo nuestro Redentor,

y al celestial Consolador,

unidos todos, alabad.

 

Cantad al uno y trino Dios;

sus alabanzas entonad;

su excelsa gloria, proclamad

con gozo, gratitud y amor.

 

 

 

Creo en Dios, el Padre Eterno

 

 

 

  177       Creo en Dios, el Padre Eterno,

Hacedor de cuanto hay,

Y en su Hijo Jesucristo,

Salvador del mundo hoy.

Que, nacido de una virgen,

en la cruz su vida dio.

Resucitó al tercer día

y a los cielos ascendió.

 

//// Cristo, el Señor, el Señor ////

// Nombre exaltado //

 

Creo que del trono excelso

Él su Espíritu mandó.

Y con su poder testigos

en la tierra nos nombró.

Volverá un día en gloria

a juzgar la humanidad.

Las rodillas dobláranse,

toda lengua exclamará…

 

//// Cristo, el Señor, el Señor ////

// Nombre exaltado //

 

 

 

A ti la gloria

 

 

 

  178       A ti la gloria ¡oh nuestro Señor!

A ti la victoria, gran libertador.

Te alzaste pujante, lleno de poder,

Más que el sol radiante al amanecer.

 

A ti la gloria ¡oh nuestro Señor!

A ti la victoria, gran libertador.

 

Gozo, alegría, reinen por doquier

Porque Cristo hoy día muestra su poder.

Angeles cantando himnos al Señor,

Vanle aclamando como vencedor. (Coro)

 

Libre de penas, nuestro Rey Jesús

Rompe las cadenas de la esclavitud

Ha resucitado, ya no morirá.

Quien muere al pecado en Dios vivirá. (Coro)

 

 

 

Esfuérzate, y conoce al Señor tu Dios

 

 

 

  179       Esfuérzate, y conoce al Señor tu Dios,

Pues tan cierto como el alba que vendrá;

Y cual rocío del amanecer,

Al justo vendrá a salvar.

 

Si tu fidelidad se desvaneció 

Y las nubes no te dejan ver el sol,

Quebrantado, acércate a Jesús tu Redentor.

¡Oh, ven, volvámonos al Señor!

 

 

 

Te exaltamos, oh Señor

 

 

 

  180       Te exaltamos, oh Señor.

Te cantamos alabanzas.

Nuestra vida es tuya, oh Dios;

La salvaste con tu gracia.

 

Cristo bajó a enseñar,

Como era Dios.

A morir en una cruz,

Por ti y por mí.

A resucitar también,

Y a los cielos ascender.

Te exaltamos, oh Señor.

 

 

 

En el altar de Dios

 

 

 

  181       /En el altar de Dios, en el altar de Dios

el fuego está encendido./

/Nadie lo podrá apagar, nadie lo podrá apagar, porque el fuego del Señor en mi corazón está./

 

 

/¿Estarás tú velando como las diez vírgenes?/

/A media noche llegó el esposo,

y las que estaban apercibidas fueron con él./

 

 

 

Ante el Rey yo proclamaré

 

 

 

  182       Ante el Rey yo proclamaré

Su victoria sobre todo;

Su grandeza y majestad.

Ah, ah, ah, ah, ah, ah.

 

En su nombre yo venceré

Toda obra del maligno.

En su palabra confiaré.

Ah, ah, ah, ah, ah, ah.

 

 

 

Hosanna, hosanna

 

 

 

  183       Hosanna, hosanna,

hosanna en las alturas.

Alabamos tu nombre

llenos de gratitud,

te exaltamos Señor y Dios,

hosanna en las alturas

 

Gloria, gloria,

gloria sea a nuestro Rey.

Alabamos tu nombre

llenos de gratitud;

te exaltamos Señor y Dios,

Gloria sea a nuestro Rey.

 

 

 

 

Somos un cuerpo en Cristo

 

 

 

  184       // Somos un cuerpo en Cristo, ¡aleluya! //

cuando estamos juntos

entre nosotros está el Señor.

cuando estamos juntos

hay poder y autoridad

en su nombre.

 

 

 

 

Que mi vida entera esté

 

 

 

  185       Que mi vida entera esté

consagrada a ti, Señor,

y mis manos pueda guiar

el impulso de tu amor.

 

CORO:

Toma, oh Dios, mi voluntad,

y hazla tuya nada más.

Toma, mi corazón,

y tu trono en él tendrás.

 

Que mis pies tan sólo en pos

de lo santo quieran ir,

y que a ti, Señor, mi voz

se complazca en bendecir. (Coro)

 

Que mis labios puedan dar

testimonio de tu amor,

y mis bienes ofrendar

quiera siempre a ti, Señor. (Coro)

 

Que mi tiempo todo esté

dedicado a tu loor,

y mi mente y su poder

sean usados en tu honor. (Coro)

 

 

 

Quiero servir a Cristo

 

 

 

  186      Quiero servir a Cristo el Señor mientras tenga vida.

Quiero servir a Cristo el Señor en su mundo hoy.

Quiero entregar mi ser a algo que dure por siempre.

¡ Mi gozo es agradarte a ti, Señor !

 

Coro. –   //¿Qué quieres de mí? Dímelo, Señor.

               Házmelo saber y yo te seguiré.//

 

Quiero construir sobre ti, Señor, con oro y plata.

Quiero construir sobre ti, Señor, en tu mundo hoy.

Quiero entregar mi ser a algo que dure por siempre.

¡ Mi gozo es agradarte a ti, Señor !                   (Coro)

 

Quiero tu reino ver, oh Señor, sobre las naciones.

Quiera tu reino ver, oh Señor, en tu mundo hoy.

Quiero entregar mi ser a algo que dure por siempre.

¡ Mi gozo es agradarte a ti, Señor !                   (Coro)

 

Quiero que vuelvas pronto, Señor, mientras yo aún viva.

Quiero que vuelvas pronto, Señor, a tu mundo hoy.

Quiero entregar mi ser a algo que dure por siempre.

¡ Mi gozo es agradarte a ti, Señor !

 

Coro. –   //¿Qué quieres de mí? Dímelo, Señor.

               Házmelo saber y yo te seguiré.//

 

 

 

Oh, Señor, tu amor brillando está

 

 

 

  187       Oh, Señor, tu amor brillando está,

Luce en medio de toda oscuridad.

Luz del mundo, Jesús, ilumínanos,

Con tu hermosa verdad ven, libéranos.

Brilla en mí, brilla en mí.

 

Brilla, Jesús, llénanos de tu gloria eterna Espíritu, arde en nuestro ser.

Río de amor, cubre la tierra con tu gracia.

Extiende, oh Dios, tu Palabra y tu luz.

 

Aquí estoy ante tu presencia,

Pues tu luz borra mis tinieblas.

Por tu sangre en tu luz santa puedo entrar, Pruébame, limpia toda mi oscuridad.

Brilla en mí, brilla en mí. (Estribillo)

 

Cuando vemos tu regio resplandor

nuestros rostros reflejan tu esplendor;

y avanzando de gloria en gloria

nuestras vidas revelan tu historia.

Brilla en mí, brilla en mí. (Estribillo)

 

 

 

Alzaré mis ojos a los montes

 

 

 

  188       Alzaré mis ojos a los montes,

¿De dónde mi socorro vendrá?

Mi socorro viene de Jehová

//  Que hizo los cielos y la tierra. //

 

No dará tu pie al resbaladero,

Ni se dormirá tu guardador.

He aquí, no se adormecerá

// El que guarda a Israel. //

 

El sol no te fatigará de día

Ni la luna al anochecer

Jehová es tu guardador,

// Tu sombra a tu mano derecha. //

 

Jehová te guardará de todo mal

Guardará tu entrada y tu salir,

Guardará tu alma

// Desde ahora y para siempre. //

 

 

 

Seremos como los que sueñan

 

 

 

  189       // Seremos como los que sueñan,

cuando venga el Señor. //

 

Y nuestra boca se llenará de risa,

y nuestra lengua de alabanza.

(estribillo)

 

Estaremos alegres, alegres estaremos, estaremos alegres, alegres estaremos. (estribillo)

 

// Irán llorando los que llevan la semilla del Señor,

// pero volverán alegres con sus gavillas. //

(estribillo)

 

 

 

En tí está mi vida

 

 

 

  190       // En tí está mi vida,

en tí está mi fuerza,

en tí mi esperanza,

en tí, Señor. //

 

Con mi vida te alabo, Señor,

con mi fuerza también te alabaré,

con mi vida, Señor,

con mi fuerza también,

toda mi esperanza está en tí.

 

 

 

Antes vagaba en oscuridad

 

 

 

  191       Antes vagaba en oscuridad,

sin esperanza, sin luz.

Hasta que mi alma por su bondad,

la rescató Jesús.

 

CORO:   La carga que llevaba me la quitó,

                todas mis culpas él perdonó.

                Jesús mi salvador, en la cruz murió,

                y con su sangre me rescató.

                Libertad plena por fin me dio,

                mis culpas él perdonó.

 

Ya no más sombras ni soledad,

pues la mañana brilló.

No más temores ni ansiedad,

Cristo mi alma salvó.                             (Coro)

 

En servidumbre no vivo más,

pues encontré libertad.

Cristo me ofrece completa paz

por toda la eternidad.                            (Coro)

 

CORO:   La carga que llevaba me la quitó,

                todas mis culpas él perdonó.

                Jesús mi salvador, en la cruz murió,

                y con su sangre me rescató.

                Libertad plena por fin me dio,

                mis culpas él perdonó.

 

 

 

A Cristo coronad

 

 

 

  192       A Cristo coronad, divino Salvador,

sentado en alta majestad es digno de loor.

Al. Rey de gloria y paz loores tributad,

y  bendecid al inmortal por toda eternidad.

 

A Cristo coronad, Señor de nuestro amor,

al Rey triunfante celebrad, glorioso vencedor.

Potente Rey de paz, el. triunfo consumó

y por su muerte de dolor su gran amor mostró.

 

A Cristo coronad, Señor de vida y .luz,

con alabanzas proclamad los triunfos de la cruz A él sólo adorad, Señor de salvación,

loor eterno  tributad de todo corazón.

 

 

 

Alelú, alelú, alelú, aleluya

 

 

 

  193       Alelú, alelú, alelú, aleluya,

Gloria al Señor.

Alelú, alelú, alelú, aleluya,

Gloria al Señor.

Gloria al Señor, aleluya,

Gloria al Señor, aleluya,

Gloria al Señor, aleluya,

Gloria al Señor.

 

 

 

 

 

Rey de reyes

 

 

 

  194       // Rey de reyes, Señor de Señores,

Gloria, aleluya. //

 

// Cristo, príncipe de paz,

Gloria, aleluya. //

 

 

 

 

 

Alza tus ojos y mira

 

 

 

  195       Alza tus ojos y mira

La cosecha está lista,

El tiempo ha llegado,

La mies está madura,

Esfuérzate y sé valiente,

Levántate y predica,

A todas las naciones,

Que Cristo es la vida.

 

// Y será,

llena la tierra de su gloria,

se cubrirá,

Como las aguas cubren la mar. //

 

 

 

 

Tu habitas la alabanza

 

 

 

  196       Tu habitas la alabanza de tu pueblo,

Coronado con poder,

Ángeles alrededor cantan con nosotros,

Alabanza y gloria a ti Señor.

 

Santo es tu nombre, oh Dios,

Santo eres tú, 

la creación declara tu gloria,

Santo eres tú.

 

 

 

 

Aquel que la buena obra empezó

 

 

 

  197       Aquel que la buena obra empezó

aquel que la buena obra empezó

será fiel en completarla,

Él es fiel en completarla,

Él que la comenzó 

será fiel en completarla en ti.

 

 

 

Bendeciré a Jehová en todo tiempo

 

 

 

  198       Bendeciré a Jehová en todo tiempo,

su alabanza de continuo en mi boca estará,

sí, en mi boca.

Bendeciré a Jehová en todo tiempo,

en todo tiempo yo le bendeciré.

 

 

 

¡Cantad!, ¡Cantad!,

 

 

 

  199       ¡Cantad!, ¡Cantad!, la esperanza

de gloria es Cristo en vuestro ser.

Su Espíritu está formando

un pueblo poderoso. ¡Despertad!

 

Vamos hacia la tierra que él nos prometió,

en nuestras manos su herencia entregará.

Con majestad a la victoria él nos guiará:

verán que Cristo es el Señor. (estribillo)

 

Dios su propósito de  cierto cumplirá  edificando un reino de poder.                   

Por fe lo imposible en él se hará realidad  Démosle gloria sólo a él. (estribillo)

 

Aun siendo débiles su gracia bastará,

somos de barro, mas oro para él.

Dios muestra su poder en nuestra

gran debilidad la gloria él recibirá. (estribillo)

 

 

 

Cristo puso el cántico en mi corazón

 

 

 

  200       // Cristo puso el cántico en mi corazón. //

cántico que otro no me quitará.

Cristo puso el cántico en mi corazón.

 

// Cómo vivir ,juntos Cristo nos mostró,//

somos diferentes pero él nos unió.

Vivir juntos en amor él nos mostró.

 

// Cómo ser familia Cristo nos mostró,//

mútuamente amándonos con su amor,

como ser familia así él nos mostró.

 

// Nuestro llanto en danza Cristo transformó. //

en ríos de gozo nuestra aflicción.

Nuestro llanto transformó. ¡Aleluya!.

 

 

 

Cual indefenso bebé

 

 

 

  201       Cual indefenso bebé

Viniste al mundo en humildad,

Para servir y ofrecer Tu vida

por la humanidad.

 

Es nuestro Dios, Reysiervo fiel,

Nos llama hoy en pos de El.

Todo tu ser día a día ofréndale,

Honra a Jesús, Reysiervo fiel.

 

En el jardín, del dolor

Mi carga decidió llevar.

Su corazón se angustió,

Mas sometió su voluntad. (Coro)

 

Mirad sus manos y piés,

Heridos por la expiación.

 Manos que hicieron el sol

Fueron heridas en cruz cruel. (Coro)

 

Sirvamos como El sirvió

Y reine en nuestro corazón,

Dándonos a los demás .

Porque servimos al Señor. (Coro)

 

 

 

Cuando el pueblo del Señor

 

 

 

  202       // Cuando el pueblo del Señor,

Alaba a Dios,

Suceden cosas,

Maravillosas. //

 

// Hay sanidad, poder, liberación,

Cuando el pueblo del Señor,

Alaba a Dios. //

 

 

 

 

Descanso en ti

 

 

 

  203       Descanso en ti, mi defensor y escudo,

Pues en la lid contigo a salvo estoy.

// En tu poder a combatir acudo,

Descanso en ti y en tu nombre voy. //

 

Oh Salvador, voy en tu santo nombre,

Tu nombre amado y digno de loor:

// Justicia, paz y redención de hombre,

Rey de la gloria y Príncipe de amor. //

 

Por fe yo voy sintiendo me flaqueza,

Mas en tu gracia apoyado estoy.

// En tu poder está mi fortaleza,

Descanso en ti y en tu nombre voy. //

 

Descansaré contigo al fin en gloria,

Entrando por portales de esplendor.

// Tuya es la lucha, tuya la victoria,

Y la alabanza a ti será, Señor. //

 

 

 

Dios de gloria

 

 

 

  204       Dios de gloria, tu nombre ensalzamos,

Tú reinas en majestad,

Y nuestros corazones a ti levantamos,

Alabamos tu Santo Nombre.

  • Con gran poder (m) Tú resplandeces,

(h) Reinas en gloria         (repiten mujeres)

(h) Eterno Rey                  (repiten mujeres)

(todos) Reinas por siempre.

 

  • Por el poder (m) de tu Palabra

(h) Libras cautivos           (repiten mujeres)

(h) Tu amor por gracia    (repiten mujeres)

(todos) Tú eres mi Dios.

 

 

 

Dios, el más grande

 

 

 

  205       Dios, el más grande y digno de alabar

 yo vengo a tu presencia a adorar

yo doblo mis rodillas ante ti

 

Dios, el más grande y digno de alabar

me ayuda al enemigo a derrotar

el gozo de mi vida eres tú

 

// Señor yo quiero levantar mi voz,

quiero agradecerte por tu obra en mi vida

Señor confío en tu grande amor

sólo tú eres Dios eterno

sólo tú transformas mi ser. //

 

 

 

El señor es mi luz

 

 

 

  206       El señor es mi luz y salvación

¿De quién temeré? él es mi fortaleza.

Cuando se juntaron contra mí,

mis enemigos, mis angustiadores

Aunque en ejército acampe contra mí,

no temerá mi corazón.

Aunque contra mi se levante guerra,

yo viviré confiado, porque una cosa yo,

he demandado a mi Dios, y ésta buscaré

Vivir en Su. casa todos los días

de mi existencia,

Contemplar Su hermosura

y esconderme bajo el manto de Dios Señor.

 

 

 

 

Examíname, Señor

 

 

 

  207       Examíname, Señor, y conoce corazón,

Pruébame, Señor y conoce mis pensamientos,

Y ve si hay en camino de perversidad, y guíame, Señor, en el camino eterno.

 

¿A dónde me iré de tu Espíritu,

y a dónde huiré de tu mano?

Si tomare las alas del alba,

aun me guiará tu presencia. (estribillo)

 

Señor, tú me has examinado,

desde lejos has visto mi vida,

escudriñado mi andar y reposo,

y mis caminos te son conocidos. (estribillo)

 

 

 

Hablaré a mis hermanos

 

 

 

 

  208       // Hablaré a mis hermanos acerca de Dios

y juntos le alabaremos //

 

// Y juntos alabaremos al Señor, aleluya //

/// Aleluya /// Oh gloria.

 

// La la la….//

 

 

 

Heme aquí, yo iré Señor

 

 

 

 

  209       //  Heme aquí, yo iré Señor. //

Envíame a mí, que dispuesto estoy.

Llevaré tu gloria a las naciones.

 

 

 

 

Cristo, te exaltamos

 

 

 

 

  210       Cristo, te exaltamos

adoramos a nuestro Rey,

aquí estas con tu pueblo,

te adoramos. Oh Señor.

 

En tu presencia me gozaré,

en tu presencia me llenaré,

en tu presencia esperaré,

ven Jesús, y ocupa tu lugar.

 

 

 

 

La sangre de Jesús

 

 

 

 

  211       La sangre de Jesús,         

///  garantiza victoria. ///

 

Yo fui comprado por un precio,

Muy, muy grande,

Ese precio fue la sangre,

Derramada en la cruz.

 

 

 

 

¡Oh! háblame, Señor

 

 

 

 

  212       ¡Oh! háblame, Señor y hablaré

en ecos vivos de tu dulce voz.

Y como hallado tuyo buscaré

a los perdidos para Dios.

 

¡Oh! guíame, Señor, y guiaré

al pobre errado que tan lejos va;

Dame alimento y yo también daré

al pobre hambriento tu maná.

 

Enséñame, Señor, y enseñaré

siempre las cosas tuyas en sazón.

Dame palabras y yo alcanzaré

al que es de triste corazón.

 

¡Oh! lléneme, Señor, tu plenitud,

haz que rebose tu favor en mí, que con fervor declare la virtud,

bondad y amor que encuentro en ti.

 

Haz que te sirva ¡Oh, Cristo, mi Señor!

en lo que sea tu santa voluntad,

que tu servicio tenga por honor

ahora y en la eternidad.

 

 

 

Pon aceite en mi lámpara, Señor

 

 

 

 

  213       //  Pon aceite en mi lámpara, Señor, //

Que yo quiero servirte con amor,

Pon aceite en mi lámpara Señor.

 

Señor Jesús, tú eres mi vida,

Señor Jesús, tú eres mi amor.

// Salvaste mi alma perdida,

Por eso te alabo con el corazón. //

 

 

 

¿Quién , quién,  quién como Jehová?

 

 

 

 

  214       // ¿Quién , quién,  quién como Jehová?,

¿Quién con su poder el mar abrió? //

Oirán las naciones lo que Él hizo,

Temblarán cuando vean sus prodigios.

 

Su pueblo alabará,

Con pandero danzará,

y dirá : ¿Quién , quién,  quién como Jehová?

 

 

 

Redentor divino

 

 

 

 

  215       Redentor divino, Cristo, Hijo de Dios,

Cordero de Dios, Mesías, Santísimo Señor.

 

Gracias por tu Hijo,

Oh Padre celestial,

Y enviarnos tu Espíritu

Hasta tu obra completar.

 

Mi Jesús, mi Redentor, Nombre sin igual, Cordero de Dios, Mesías, inmolado en el altar.

 

Gracias por tu Hijo

 

Cuando esté en la Gloria su rostro veré, Y en su mansión santa siempre serviré a mi Rey

 

Gracias por tu Hijo

 

 

 

Sendas Dios hará

 

 

 

 

  216       Sendas Dios hará,

Donde piensas que no hay,

Él obra en maneras,

Que no podemos entender,

Él me guiará,

A su lado estaré,

Amor y fuerza me dará,

Un camino hará donde no lo hay.

 

Por camino en la soledad,

Me guiará,

Y agua en el  desierto encontraré.

La tierra pasará,

Su palabra eterna es,

Él hará algo nuevo hoy.

 

 

 

Señor toma, mi vida nueva

 

 

 

 

  217       Señor toma, mi vida nueva

antes  de que la espera desgaste años de mi.

Estoy dispuesto a lo que quieras

no importa a dónde sea, me llamaste a servir.

 

Llévame donde los hombres

necesiten tu palabra,

necesiten  de mis ganas de vivir.

Donde todo sea triste,

donde falte la esperanza.

Simplemente por no saber donde ir.

 

Y así con gozo iré cantando

por tierras predicando tu grandeza. Señor.

Tendré mis brazos sin cansancio

para expresar sin miedo

lo hermoso de tu amor.

 

 

 

Soberano

 

 

 

 

  218       Soberano, soberano,

Cielo y tierra está en tus manos,

El trono y la corona tuyos son,

Somos tus siervos,

Tú eres el amo,

Soberano.

 

 

 

Somos un sencillo pueblo

 

 

 

 

  219       Somos un sencillo pueblo,

Pero con un gran tesoro,

Pues ha nacido el Hijo,

El mismo Dios encarnado.

Y proclamamos alegres,

Su eterno amor verdadero,

El se entregó por nosotros.

¡Gracias Señor!

 

 

 

Te alabo hoy

 

 

 

 

  220       Te alabo hoy, te alabo hoy.

Te doy las gracias

por la nueva vida en Ti

porque has perdonado mis pecados,

por la vida que me das;

te alabo hoy. Te alabo hoy,

te alabo hoy.

 

 

 

Toda la tierra adorará

 

 

 

 

  221       Toda la tierra adorará a tu nombre,

Cantará a ti Señor.

En tu nombre , oh Señor, todos se postrarán,

Confesarán que tú eres el Señor.

 

// Para gloria del Padre,

Declaramos que tú eres Dios, //

// Tú eres Dios //

 

 

 

Tú dejaste tu trono

 

 

 

 

  222       Tú dejaste tu trono y corona por mí

Al venir a Belén a nacer;

Mas a tí no fue dado el entrar en mesón

Y en pesebre te hicieron nacer.

 

Ven a mi corazón, oh Cristo,

Pues en el hay lugar para ;

Ven a mi corazón, oh Cristo ven,

Pues en el hay lugar para .

 

Tú viniste Señor, con tu gran bendición

Para dar libertad y salud,

Mas con odio y desprecio te hicieron morir Aunque vieron tu amor y virtud. (Coro)

 

Alabanzas sublimes los cielos darán

Cuando vengas glorioso de allí

Y tu voz entre nubes dirá: “Ven a mí

Que hay lugar junto a mí para tí”. (Coro)

 

 

Hosanna al Hijo de David

 

 

 

 

  223       // ¡ Hosanna! ¡Hosanna al Hijo de David!

Bendito el que viene en el nombre del Señor.

Toda rodilla se doblará ante Él.

// En las alturas. ¡Hosanna! //

 

 

Dad gracias de corazón

 

 

 

  224       // ¡Dad gracias de corazón!

¡Dad gracias al santo Dios!

¡Dad gracias!

¡Dios nos ha dado al Señor Jesús! //

 

// Así el débil dice: “¡fuerte soy!”

y el pobre: “¡Rico soy!”

Por lo que has hecho por nosotros, Dios. //

¡¡ Gracias!!

 

 

Al Señor nuestro Dios

 

 

 

 

  225       ¡ Alabad! !Ah, ah, ah, ah, ah, ah!

Al Señor nuestro Dios.

// Y postraos ante el estrado de sus pies.

El Señor Santo es. //

 

 

 

La Ley del Señor es perfecta

 

 

 

 

  226       La Ley del Señor es perfecta,

que convierte el alma.

El testimonio del Señor es fiel

que hace sabio al sencillo.

 

CORO:

Deseables son más que el oro afinado, dulces más que la miel que desfila el panal.

 

Los mandamientos del Señor son rectos,

que alegran mi vida.

El precepto del Señor es puro,

que alumbra los ojos.                      (Coro)

 

El temor del Señor es limpio,

que permanece para siempre.

Los juicios del Señor son verdad,

son todos justos.

(Coro)

 

Sean gratas ante ti mis palabras,

y la meditación

de mi corazón

Roca mía y Redentor mío.

(Coro)

CORO:

Deseables son más que el oro afinado, dulces más que la miel que desfila el panal.

(Salmo19: 7-10, 14)

 

 

Como el ciervo brama

 

 

 

 

  227       Como el ciervo brama por las aguas,

así clama mi alma por ti, Señor.

Días y noche yo tengo sed de ti,

y sólo a ú buscaré,

 

¡Lléname! ¡Lléname, Señor!

¡Quiero más! ¡Más de tu amor!

¡Yo tengo sed sólo de ti!

¡Lléname, Señor!

 

 

 

De gloria en gloria te veo

 

 

 

 

  228       ¡De gloria en gloria te veo!

¡Cuánto más te conozco

quiero saber más de ti!

 

Mi Dios, cuan buen alfarero,

quebrántame, transfórmame, 

moldéame a tu imagen, Señor.

¡Quiero ser más como tú!

¡Ver la vida como tú!

¡Satúrame de tu Espíritu!

¡Refleja al mundo tu amor!

 

 

 

Gracias, Jesús, por salvarme a mí

 

 

 

 

  229       ¡Gracias, Jesús, por salvarme a mí!

¡Gracias, Jesús, por tu misericordia!

 

// ¡Alzo mi voz y te alabo,

ahora y para siempre!

¡Tú eres todo para mí!

¡Tú eres mi Dios! //

 

 

Cristo recibirá la gloria

 

 

 

  230       Cristo recibirá la gloria;

Cristo recibirá el honor;

Que cielo y tierra juntos le proclamen,

Y toda lengua llámele Señor.

 

Doblemos la rodilla ante su nombre,

El nombre del santo Hijo de Dios

Que por haber obedecido al Padre

Sobre los cielos éste le exaltó.

 

Toda honra, poder y alabanza

// Son de Jesús, //

La honra, el poder, la alabanza

// Son de Jesús, //

// ¡Oh Jesucristo!,  nuestro Dios y Señor //

 

 

 

Cristo es el Cordero de Dios

 

 

 

 

  231       Cristo es el Cordero de Dios

que descendió para morir

en la cruz por mis pecados.

Cristo es el Cordero de Dios

 que descendió para morir

en la cruz por mi.

 

Coro:                   

Alabaré al Señor con mis manos,

alabaré al Señor con mis labios,

alabaré al Señor con mi vida,

alabaré al Señor con mi ser.

 

Digno eres tú, Señor,

de recibir todo mi amor,

adoración y alabanza.

Dulce será mi meditación en él,

le alabaré y me gozaré en el Señor.

 

Coro:

Alabaré al Señor con mis manos,

alabaré al Señor con mis labios,

alabaré al Señor con mi vida,

alabaré al Señor con mi ser.

 

 

 

Queremos dame gloria

 

 

 

 

  232       // Queremos dame gloria

y alabanza,

levantando nuestras manos

exaltándote, Señor. //

 

// ¡Grande eres Tú!

¡Grandes tus milagros son!

¡No hay otro como Tú!

¡No hay otro como Tú! //

 

 

 

Cuando escuches la voz del Señor

 

 

 

 

  233       Cuando escuches la voz del Señor

que está hablando a tu corazón,

no te resistas ni quieras seguir

como un rebelde.

 

Porque Él está esperando a la puerta

a que le abras tu corazón,

para venir y vivir junto a ti

toda la vida.

 

// Entra Jesús, toma mi ser;

toda mi vida es para Ti.

Entre tus brazos quiero saber

cuánto me amas. //

 

 

 

Dios me ha dado un canto

 

 

 

 

  234       Dios me ha dado un canto

que los ángeles no pueden cantar

Su sangre por mí

en la cruz derramó

redimido soy.

 

Y por su gracia hacía mi

su propia vida me donó

cuando abatido y triste estoy

su gloria veo

su gozo llena mi corazón

porque aún está el Señor

sobre el trono.

 

//// ¡REINA! ////   (Al final)

 

 

 

ALABAD AL SEÑOR

 

 

 

 

  235       ALABAD AL SEÑOR PORQUE EL ES BUENO

ALABAD AL SENOR TODOS SUS SANTOS

ALABADLE EN LA HERMOSURA DE LA SANTIDAD

ALABADLE CON PANDERO Y CON DANZAS

ALABADLE Y PARA SIEMPRE A EL CANTAD.

CANTAREMOS AL DIOS DE ISRAEL,

CANTAREMOS AL SEÑOR QUE ES NUESTRO DIOS DANZAREMOS YCANTAREMOS DELANTE DE ÉL

/// CANTAREMOS AL DIOS DE ISRAEL. ///

 

 

 

Rodeado de gloria y majestad

 

 

 

 

  236       RODEADO DE GLORIA Y MAJESTAD

QUEBRANTAN MI ALMA SUS OJOS DE AMOR.

LLENAN DE ESPERANZA SUS FIELES PROMESAS CRECE SÚ GRANDEZA CON MI PEQUEÑEZ

// OH ALELUYA, OH ALELUYA //

 

 

 

Que hermoso es adorarte

 

 

 

 

  237       Que hermoso es adorarte que hermoso estar cerca de Ti Tu amor incomparable es, tu belleza grande es,

Tu ternura me deshace, y tus manos calman mi ser.

// Jesús es tu nombre, Jesús de Nazaret,

mi amado Salvador, mi Cristo mi Rey y Señor. //

 

 

Te doy gracias

 

 

 

 

  238       Te doy gracias por tu vida Jesús,

te doy gracias por tu muerte en la cruz.

Tu dolor y sufrimiento fueron vida para mí.

Tu me diste la victoria al morir.

Te doy gracias por tu vida, Jesús;

te doy gracias por tu muerte en la cruz.

Despreciado y rechazado, te humillaste hasta morir;

vida eterna es el fruto para mí.

// Gracias, te doy gracias, gracias Señor.

Gracias, te doy gracias, gracias Cristo, mi Señor. //

 

 

 

Crea en mí un corazón

 

 

 

 

  239       Crea en mí un corazón

con ganas de servirte,

con ganas de luchar por Ti.

Y renueva mi actitud,

Que los dones que me has dado

sean de edificación.

 

// Trae la fuerza y el poder,

el amor y la humildad.

Quiero ser un siervo útil // para Ti.

 

 

 

En el principio era el verbo

 

 

 

 

  240       En el principio era el verbo, y el verbo era Dios.

En Él estaba la vida, y entre nosotros habitó.

Jesús es el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo.

En la cruz murió por nosotros y allí nos dio salvación

 

CORO: // Cristo tiene el poder el imperio y la autoridad.

A Él sea alabanza, adoración y majestad. //

 

Jesucristo siendo Dios a Sí mismo se despojó;

se humilló hasta la muerte, y a lo sumo el Padre lo exaltó.

Al que está sentado en el trono, a Él sea la gloria;

al que vive y reina por siempre: gloria, gloria, aleluya.

 

CORO

 

 

Alabarte, quiero alabarte

 

 

 

 

  241       // Alabarte, quiero alabarte;

bendecirte, quiero bendecirte;

exaltarte, quiero exaltarte;

y rendirme a tus pies, rendirme. //

 

// Porque Tú has cambiado mi vida;

porque Tú has cambiado mi corazón;

porque Tú has sanado mi herida,

te alabo Señor. //

 

 

Santo es el Señor

 

 

 

 

  242       // Santo, Santo , Santo es el Señor. //

Dadle gloria por la eternidad

// Santo, Santo , Santo es el Señor. //

 

// Gloria, gloria, gloria al Señor. //

Dadle gloria por la eternidad

// Gloria, gloria, gloria al Señor. //

 

 

Creemos en Jesús

 

 

 

 

  243       Creemos en Jesús,

que Él es el Hijo de Dios.

Creemos que murió y resucitó;

creemos que sufrió por nosotros.

 

Creemos que Él está aquí – en nuestro medio –

con el poder de sanar y

gracia para perdonar.

 

 

 

Sólo a Ti, Dios y Señor

 

 

 

 

  244       Sólo a Ti, Dios y Señor

// adoramos; //

y la gloria y el honor

// tributamos. //

Sólo a Cristo nuestra luz

// acudimos; //

y tan sólo por Su cruz

// te pedimos. // .

 

Disfrutamos tu favor,

// solamente, //

por Jesús fuente de amor

// permanente. //

Sólo Él nos libertó

// de la muerte;//

sólo Él se declaró

// nuestro fuerte. //

 

Un Espíritu no más

// nos gobierna,//

y con Él, Señor, nos das

// paz eterna. //

Él es fuego celestial,

// cuya llama,//

en amor angelical,

// nos inflama. //

 

Sólo Tú, oh Creador,

// Dios eterno, //

nos libraste del furor

// del infierno. //

Y por eso con placer

// proclamamos, // que tán sólo en tu poder

 // confiamos. //

 

 

 

Oh Dios eterno, tu misericordia

 

 

 

 

  245       ¡Oh Dios eterno, tu misericordia

ni una sombra de duda tendrá!

Tu compasión y bondad nunca fallan,

y por los siglos el mismo serás.

 

Coro.- // ¡Oh tu fidelidad, //

cada mañana la veo en mí!

Nada me falta, pues todo provees.

¡Grande, Señor, es tu fidelidad!

 

La noche oscura, el sol y la luna,

las estaciones del año también,

unen su canto cual fieles criaturas,

porque eres bueno, por siempre eres fiel.

 

Coro.- // ¡Oh tu fidelidad, //

 

Tu me perdonas, me impartes él gozo,

tierno me guías por sendas de paz.

Eres mi fuerza, mi fe, mi reposo,

y por los siglos mi Padre serás.

 

Coro.- // ¡Oh tu fidelidad, //

cada mañana la veo en mí!

Nada me falta, pues todo provees.

¡Grande, Señor, es tu fidelidad!

 

 

 

Los que son guiados

 

 

 

 

  246       // Los que son guiados por el Espíritu de Dios,

éstos son hijos de Dios.//

//Abba, Padre.//

 

// No habéis recibido un espíritu de temor,

sino que es de adopción.//

//Abba, Padre.//

 

// El Espíritu Santo da testimonio a nuestro espíritu que somos hijos de Dios.//

//Abba, Padre.//

 

 

 

 

Sólo a Dios sea la gloria

 

 

 

 

  247       ¡Sólo a Dios sea la gloria,

porque Él ha hecho grandes cosas!

¡Gloria al Padre! ¡Gloria a Jesús!

¡Y gloria al Espíritu de amor!

 

Coro.- // Espíritu Santo, ¡ven sobre mi!

¡Y haz de mi vida algo para ti! //

 

Hace mucho tiempo lo prometió,

y lo que Él dijo se cumple hoy:

«Derramaré de mi Espíritu sobre ti,

y tus hijos y tus hijas verán…

¡Y tus ancianos, también, soñarán!»

 

Coro.- // Espíritu Santo, ¡ven sobre mi! …

 

¡Ven! ¡ven! ¡ven!

 

 

 

 

Tengo un perfume

 

 

 

 

  248       // Tengo un perfume que

solo es para Ti,

es mi alabanza

es mi adoración. //

 

// N o puedo más

resistir este amor

que está dentro

de mi corazón

recibe mi adoración. //

 

 

 

Salvador, a Ti me rindo

 

 

 

 

  249         Salvador, a Ti me rindo y obedezco sólo a Ti;

Mi Guiador, mi Fortaleza, todo encuentra mi alma en Ti.

 

Coro.- Yo me rindo a Ti, yo me rindo a Ti;

Mi flaqueza y mi pecado, todo traigo a Ti.

 

Te confiesa mi delito el contrito corazón.

Oye, oh Cristo, mi plegaria: quiero en Ti tener perdón.

 

Coro.- Yo me rindo a Ti…

 

A tus pies yo deposito mis riquezas, mi valer;

Que tu Espíritu me llene y de Ti sienta el poder

 

Coro.- Yo me rindo a Ti…

 

Tu bondad será la historia que predique por doquier;

Y tu amor inagotable será siempre mi querer.

 

Coro.- Yo me rindo a Ti…

 

¡Oh que gozo encuentro en Cristo! ¡Cuánta paz a mi alma da! Yo a su causa me consagro, y su amor mi amor será.

 

Coro.- Yo me rindo a Ti, yo me rindo a Ti;

Mi flaqueza y mi pecado, todo traigo a Ti.

 

 

 

Señor, estamos ante Ti

 

 

 

 

  250       // Señor, estamos ante Ti

para ofrecerte toda la vida //

 

Vamos contigo proclamando victoria;

queremos ser tuyos y en tu Palabra permanecer.

Vamos contigo proclamando victoria;

en nuestras vidas lo más grande eres Tú.

 

 

 

Se llama Cristo

 

 

 

 

  251       ¡Se llama Cristo, Cristo!

¡Ya no llores más!

Él restaura corazones,

deja abierta la prisión;

Él libera para siempre.

¡Gloria a Dios!

 

 

 

 

Dad gracias de corazón

 

 

 

 

  252       ¡Dad gracias de corazón!

¡Dad gracias al santo Dios!

¡Dad gracias, Dios nos ha dado

al Señor Jesús!

 

/ Así el débil dice: “¡Fuerte soy!”

Y el pobre: “¡Rico soy!”

Por lo que has hecho por nosotros, Dios./

¡¡Gracias!!

 

 

Es exaltado en lo alto

 

 

 

 

  253       ¡Es exaltado en lo alto! ¡Exaltado!

¡Es el Rey! ¡Y le alabaré!

¡Es exaltado por siempre! ¡Exaltado!

¡Su nombre alabaré!

 

¡Cristo el Señor! ¡Su verdad siempre reinará! ¡Cielos y tierra gozarán de su santidad!

 

¡Es exaltado en lo alto! ¡Exaltado!

¡Es el Rey! ¡Y le alabaré!

¡Es exaltado en lo alto! ¡Exaltado!

¡Es el Rey!

 

 

 

Eres Tú la única razón

 

 

 

 

  254       Eres Tú la única razón de mi adoración,

oh Jesús.

Eres Tú la esperanza que anhelé tener,

oh Jesús.

Confié en Ti y me has ayudado:

¡la salvación me has regalado!

 

Hoy hay gozo en mi corazón

y con mi canto te alabaré…

/ ¡Te alabaré! ¡Te glorificaré!

¡Te alabaré mi buen Jesús! /

 

 

 

 

Eres mi Protector

 

 

 

 

  255       Eres mi Protector;

Llenas mi corazón con cánticos

de liberación;

De angustias me guardarás.

 

/ ¡Confiaré en Ti! /

El débil dirá: ¡Fuerte soy

con poder del Señor!

 

 

 

Grata certeza

 

 

 

 

  256       Grata certeza: ¡soy de Jesús!

¡Hecho heredero de eterna salud!

Su sangre pudo mi alma librar

de pena eterna, y darme la paz.

 

Coro.-     Esta es mi historia y es mi canción, ¡gloria a Jesús por su salvación!

Aun para mí fue su redención;

¡bendita historia, bella canción!

 

Siempre confiando, encuentro en Jesús

paz, alegría, descanso y salud.

Del cielo mi alma llega a gozar 

mientras a Cristo logra mirar.

 

Coro.-     Esta es mi historia…

 

Siempre sumiso a su voluntad,

glorias celestes empiezo a gustar;

Cuanto más cerca sigo al Señor,

más goza mi alma su amplio perdón.

 

Coro.-     Esta es mi historia y es mi canción, ¡gloria a Jesús por su salvación!

Aun para mí fue su redención;

¡bendita historia, bella canción!

 

 

 

Padre que estás en los cielos

 

 

 

 

  257       Padre que estás en los cielos

santificado sea tu nombre,

Venga a nosotros tu reino;

Hágase tu voluntad

/así en la tierra como en el cielo./

 

El pan danos hoy,

nuestro pan de cada día;

Perdona nuestras deudas,

así como nosotros perdonamos.

 

/ Y no nos dejes caer en tentación/

mas líbranos del mal. Amén.

 

 

 

Quién es el Señor

 

 

 

 

  258       // ¿Quién es el Señor? ¡¡Es Cristo!! //

¡Oh, oh Cristo!

 

// ¿Quién es Salvador? ¡¡Es Cristo!!

¡Oh, oh Cristo!

 

// ¿Quién es todo amor? ¡¡Es Cristo!! //

¡Oh, oh Cristo!

 

//¿Por qué no le alabas? ¡¡Le alabo!! //

¡Oh, oh le alabo!

 

//¿Por qué no le sirves? ¡¡Le sirvo!! //

¡Oh, oh le sirvo!

 

//¡Canta aleluya! ¡¡Aleluya!! //

¡Aleluya!

 

 

 

 

Has cambiado mi lamento en baile

 

 

 

 

  259       / ¡Has cambiado mi lamento en baile,

me ceñiste todo de alegría! /

Por tanto a Ti cantaré, gloria mía, gloria mía;

Sólo a Ti danzaré, gloria mía, gloria mía.

 

/ ¡Oh Adonai, oh Adonai,

Tú eres el Rey del universo,

Señor de la Creación! /

 

/ Los cielos cuentan tu gloria,

tus hijos hoy te adoran,

por todas tus maravillas,

¡Adonai! /

 

 

 

 

Alerta, grey cristiana

 

 

 

 

  260       ¡Alerta, grey cristiana,

muy cerca está el Señor!

¡Preparad la vereda

al gran Libertador!

De todo daño y mal

dispuesto está a salvarte,

y viene a rescatarte

e oprobio y de impiedad.

 

Sois bienaventurados

los pobres por doquier,

pues Cristo quiere daros

su propio, eterno ser.

El que en su gran bondad

al pajarillo atiende,

al mísero defiende

y el alimento da.

 

Vosotros, afligidos,

muy cerca está él Señor,

que escucha los clamores

y os brinda su favor.

No habrá tribulación

que pueda conturbaros,

pues él quiere llevaros

a su eterna mansión.

 

Prodiga ricos bienes

con entrañable amor,

naciendo pobre y niño,

buscando al pecador.

Por eso, con fervor,

las voces elevamos,

y alegres hoy cantamos

a nuestro Dios loor.

 

 

 

Ven, oh ven pronto, Emmanuel

 

 

 

 

  261       ¡Ven, oh ven pronto, Emmanuel!

¡Ven y libera a Israel!

Tu pueblo despreciado;

sometido y humillado.

¡Gloria, gloria, oh Israel,

por ti ha nacido Emmanuel!

 

¡Ven de Isaí la excelsa raíz

y de David el brote feliz!

¡Divino mensajero, de libertad pregonero!

¡Gloria, gloria, oh Israel,

por ti ha nacido Emmanuel!

 

¡Ven, resplandor de eternidad!

Despeja con tu claridad

de mi mente las nieblas,

las sombras y tinieblas.

¡Gloria, gloria, oh Israel,

por ti ha nacido Emmanuel!

 

¡Ven Redentor, oh nuestro Adalid,

llave preciosa de David!

A abrirnos paso eterno

a tu Reino sempiterno.

¡Gloria, gloria, oh Israel

por ti ha nacido Emmanuel!

 

 

 

Oíd un son en alta esfera

 

 

 

 

  262       Oíd un son en alta esfera:

«¡En los cielos gloria a Dios!

¡Al mortal paz en la tierra!»,

canta la celeste voz.

Con los cielos alabemos

al eterno Rey, cantemos

a Jesús que es nuestro bien,

con el coro de Belén.

Canta la celeste voz:

«¡En los cielos gloria a Dios!»

 

El Señor de los señores,

el Ungido celestial,

a salvar los pecadores

vino al seno virginal.

¡Gloria al Verbo encarnado,

en la humanidad velado!

Loor al Santo de Israel,

cuyo nombre es Emmanuel!

Canta la celeste voz:

«¡En los cielos gloria a Dios!»

 

Príncipe de paz eterna,

¡gloria a ti, Señor Jesús!

Entregando el alma tierna

tú nos traes vida y luz.

Has tu majestad dejado;

de buscarnos te has dignado;

y por darnos el vivir

a la muerte quieres ir.

Canta la celeste voz:

«¡En los cielos gloria a Dios!»

 

 

 

Oh aldehuela de Belén

 

 

 

 

  263       Oh aldehuela de Belén, afortunada tú,

Pues en tus campos brilla hoy la sempiterna luz.

El Hijo, el Deseado con santa expectación

Por toda gente y toda edad en ti, Belén, nació.

 

 

Allá do el Redentor nació los ángeles están Velando todos con amor al niño sin igual.

¡Estrellas rutilantes a Dios la gloria dad!

Pues hoy en cielo nos mostró su buena voluntad.                                                

 

¡Cuán silencioso allí bajó preciado y puro Don! Así también aquí dará sus bendiciones Dios.

Ningún oído acaso perciba su venir, 

Mas el de hunúlde corazón le habrá de recibir.

 

¡Oh santo Niño de Belén, desciende con tu amor!

Y echando fuera todo mal nace en nosotros hoy.

Angélicos cantores le anuncian al nacer;

Ven con nosotros a morar, Jesús, Emmanuel.

 

 

 

 

Oh santísimo, felicísimo

 

 

 

 

  264       ¡Oh santísimo, felicísimo,

grato tiempo de Navidad!

Al mundo perdido Cristo le ha nacido.

¡Alegría, alegría, cristiandad!

 

¡Oh santísimo, felicísimo,

grato tiempo de Navidad!

Coros celestiales oyen los mortales.

¡Alegría, alegría, cristiandad!

 

¡Oh santísimo, felicísimo,

grato tiempo de Navidad!

Príncipe del cielo, danos tu consuelo.

¡Alegría, alegría, cristiandad!

 

 

 

 

Noche de paz

 

 

 

 

  265       ¡Noche de paz! ¡Noche de amor!

¡Todo duerme en redor!

Sólo velan mirando la faz

de su Niño en angélica paz, /

José y María en Belén./

 

¡Noche de paz! ¡Noche de amor!

En el campo, al pastor,

coros celestes proclaman salud,

gracias y glorias en su plenitud,

/por nuestro buen Redentor./

 

¡Noche de paz! ¡Noche de amor!

Ved cuán bello resplandor

luce en el rostro del Niño Jesús,

en el pesebre del mundo la luz.

/¡Astro de eterno fulgor!/

 

 

 

 

Suenen dulces himnos

 

 

 

 

  266       Suenen dulces himnos, gratos al Señor,

y óiganse en concierto universal.

Desde el alto cielo baja el Salvador,

para beneficio del mortal.

 

Coro.-  ¡Gloria! ¡Gloria sea a nuestro Dios! ¡Gloria! Sí, cantemos a una voz.

¡Y el cantar de gloria que se oyó en Belén, sea nuestro cántico también!

 

Montes y collados fluyan leche y miel, Y abundancia esparzan y solaz.

Gócense los pueblos, gócese Israel,

que a la tierra viene ya la paz.

 

Coro.-   ¡Gloria! ¡Gloria sea a nuestro Dios!

 

Salte, de alegría lleno el corazón,

la abatida y pobre humanidad;

Dios se compadece, viendo su aflicción,

y le muestra buena voluntad.

 

Coro.-   ¡Gloria! ¡Gloria sea a nuestro Dios!

 

Lata en nuestro pecho noble gratitud

hacia el que nos brinda redención;

y a Jesús el Cristo, que nos da salud, tributemos nuestra adoración.

 

Coro.-   ¡Gloria! ¡Gloria sea a nuestro Dios!

 

 

 

 

Venid fieles todos

 

 

 

 

  267       Venid fieles todos, a Belén marchemos

de gozo triunfantes, henchidos de amor.

Y al Rey de los cielos contemplar podremos.

 

Coro.- ///Venid y adoremos///

a Cristo el Señor.

 

El que es Hijo eterno del eterno Padre,

y Dios verdadero que al mundo creó;

al seno humilde vino de una madre.

 

Coro.- ///Venid y adoremos///

a Cristo el Señor.

 

En pobre pesebre yace reclinado,

al hombre ofreciendo eternal salvación,

el santo Mesías, Verbo humanado.

 

Coro.- ///Venid y adoremos///

a Cristo el Señor.

 

Cantad jubilosas, célicas criaturas;

resuene el cielo con vuestra canción.

¡Al Dios bondadoso gloria en las alturas!

 

Coro.- ///Venid y adoremos///

a Cristo el Señor.

 

 

 

Tú dejaste tu trono

 

 

 

 

  268       Tú dejaste tu trono y corona por mí,

al venir a Belén a nacer;

mas a ti no fue dado el entrar al mesón,

y en establo te hicieron nacer.

 

Coro.-      ¡Ven a mi corazón, oh Cristo,

pues en él hay lugar para ti!¡

ven a mi corazón, oh Cristo ven,

pues en él hay lugar para ti!

 

Alabanzas celestes los ángeles dan, en que rinden al Verbo loor;

mas humilde viniste a la tierra, Señor,

a dar vida al más vil pecador.

 

Coro.-      ¡Ven a mi corazón, oh Cristo! …

 

Siempre pueden las zorras sus cuevas tener,

y las aves sus nidos también;

mas el Hijo del Hombre no tuvo lugar

en el cual reclinara su sien.

 

Coro.-      ¡Ven a mi corazón, oh Cristo,

pues en él hay lugar para ti!¡

ven a mi corazón, oh Cristo ven,

pues en él hay lugar para ti!

 

Alabanzas sublimes los cielos darán,

cuando vengas glorioso de allí,

y tu voz entre nubes dirá: «¡Ven a mí,

que hay lugar junto mí para ti!»

 

Coro.-      ¡Ven a mi corazón, oh Cristo! …

 

 

 

¡Ve! ¡Dilo en las montañas

 

 

 

 

  269       Coro.-     ¡Ve! ¡Dilo en las montañas,

en todas partes alrededor?

¡Ve! ¡Dilo en las montañas

que Cristo el Rey nació!

 

 

El mundo ha esperado que Cristo el Rey de paz viniera a esta tierra, trayéndole solaz.

 

Coro.-   ¡Ve! ¡Dilo en las montañas, …

 

Llegó como un niño, de noche, en Belén.

Del cielo las estrellas le alumbraron también.

 

Coro.-   ¡Ve! ¡Dilo en las montañas, …

 

Y los que son de Cristo debieran proclamar,

que Cristo vino al mundo los hombres a salvar.

 

Coro.-     ¡Ve! ¡Dilo en las montañas,

en todas partes alrededor?

¡Ve! ¡Dilo en las montañas

que Cristo el Rey nació!

 

 

 

¡Al mundo paz, nació Jesús!

 

 

 

 

  270       ¡Al mundo paz, nació Jesús!

¡Nació ya nuestro Rey!

El corazón ya tiene luz,

/y paz su santa grey/

y paz y paz su santa grey.

 

¡Al mundo paz, el Salvador

en tierra reinará!

Ya es feliz el pecador,

/Jesús perdón le da/

Jesús, Jesús perdón le da.

 

¡Al mundo él gobernará

con gracia y con poder!

A las naciones mostrará

/su amor y su poder/

su amor, su amor y su poder.

 

 

 

Qué niño es este

 

 

 

 

  271       ¿Qué niño es este que veis dormir

en brazos de María?

¿Por quien angélicos coros

hoy entonan melodías?

 

Coro.-     Este es el Cristo, el Rey

a quien los ángeles dan loor.

¡Prestos, venid a ver

al niño de María!

 

¿Pesebre? ¿Establo? ¿Por qué nacer

así debe el niñito?

Mostrarnos Dios ha querido hoy

su amor ya florecido.

 

Coro. –    Este es el Cristo, el Rey

 

Y pues el niño nacido es Rey,

incienso, oro y mirra,

traigámosle sin tardar también,

a Aquel que nos da la vida.

 

Coro.-     Este es el Cristo, el Rey

a quien los ángeles dan loor.

¡Prestos, venid a ver

al niño de María!

 

 

 

 

Él es el Rey infinito en poder

 

 

 

 

  272       Él es el Rey infinito en poder, Él es Rey de los siglos,

seré para Él siervo fiel pues mi vida compró con su amor.

Él es el Rey lo confiesa mi ser, Él es el Rey de los cielos, mi vida la rindo a sus pies, Él es rey sobre mi corazón.

 

Él es el Rey, Él es el Rey, Él es el Rey de mi vida

Él es el Rey, Él es el Rey, reina con autoridad

Su reino eterno es, Su trono el cielo es

Él es el Rey que viene Su pueblo a llevar.

 

 

Bueno es alabar

 

 

 

 

  273       // Bueno es alabar, oh Señor, Tu nombre,

darte gloria honra y honor por siempre.

Bueno es alabarte Jesús y gozarme en tu poder//

// Porque grande eres Tú, grandes son Tus obras Porque grande eres Tú, grande es Tu amor,

grande es Tu gloria//

 

( al final ) ¡Bueno es alabarte SEÑOR!

 

 

 

Exáltale

 

 

 

 

  274       Entraré a Tu presencia, oh Dios, con sacrificio de alabanza, con mi canto yo te exaltaré, Tu santo nombre adoraré

Te daré toda la gloria, me libraste del temor,

fui creado en Tu justicia, Tú santo nombre adoraré.

 

// ¡Exáltale! Su nombre es exaltado,

¡Exáltale! Su nombre hay que adorar. //

 

(al final) Su nombre hay que adorar…. ¡¡¡ EXÁLTALE !!!

 

 

Los que esperan en el Señor

 

 

 

 

  275       Los que esperan en el Señor tendrán

nuevas fuerzas, ¡nuevas fuerzas, sí, aleluya! Levantarán alas como las águilas

-¡Nuevas fuerzas, nuevas fuerzas, sí!

 

/Correrán y no se cansarán;/

Caminarán, caminarán y no se fatigarán.

 

 

 

Santo, Santo, Santo

 

 

 

 

  276       ¡Santo, Santo, Santo! Señor omnipotente,

siempre el labio mío loores te dará.

¡Santo, Santo, Santo!, te adoro reverente:

Dios en Tres Personas; bendita Trinidad.

 

¡Santo, Santo, Santo! En numeroso coro

santos escogidos te adoran sin cesar;

de alegría llenos, y sus coronas de oro

rinden ante el trono y el cristalino mar.

 

¡Santo, Santo, Santo! La inmensa muchedumbre de ángeles que cumplen tu santa voluntad,

ante ti se postran bañados en tu lumbre,

ante ti que has sido, que eres y serás.

 

¡Santo, Santo, Santo! Por más que estés velado e imposible sea tu gloria contemplar,

Santo tú eres solo, y nada hay a tu lado

en poder perfecto, pureza y caridad.

 

¡Santo, Santo, Santo! La gloria de tu nombre vemos en tus obras: en cielo, tierra y mar.

¡Santo, Santo, Santo! ¡Te adore todo hombre! ¡Dios en Tres Personas! ¡Bendita Trinidad!

 

 

 

Dios el Padre le exaltó

 

 

 

 

  277       Dios el Padre le exaltó

y a lo sumo lo elevó,

y un nuevo nombre le dio

que es sobre todo nombre.

 

Para que en el nombre de Jesús, ¡aleluya!,

se doble toda rodilla;

Y toda lengua confiese

que Jesucristo es el Señor.

 

 

Gócense los cielos y la tierra

 

 

 

 

  278       ¡Gócense los cielos y la tierra!

¡Den voces de júbilo y a Él canten,

pues la luz resplandeció en las tinieblas!

¡Como Él no hay nadie semejante!

 

Porque sólo Él es el Rey de reyes;

Él es el señor de los señores;

Aquel que vive y reina para siempre.

¡Nos ha hecho más que vencedores!

 

¡Alabadle! ¡Alabadle!

¡Pueblos todos, alabadle!

¡Alabadle! ¡Alabadle!

¡Gritad que sólo en Él hay salvación!

 

 

 

 

Tú que has transformado

 

 

 

 

   279       Tú que has transformado mis tinieblas en tu luz;

Tú que has transformado mis derrotas en victorias;

Tú que has transformado mi amargura en sonrisa;

A Ti, principio de la vida y final de la muerte entrego mi vida.

 

Porque Tú

/// Te has hecho realidad en mi vida ///

Te has hecho realidad… Jesús.

/// Te has hecho realidad en mi vida ///

Te has hecho realidad.

 

Tú que has pagado el precio de mi salvación;

Tú que has pagado el precio de mi bendición;

Tú que has dado tu vida por salvar la mía;

A Ti, principio de la vida y final de la muerte entrego mi vida.

 

Porque Tú

/// Te has hecho realidad en mi vida ///

Te has hecho realidad… Jesús.

/// Te has hecho realidad en mi vida ///

Te has hecho realidad.

 

 

 

Años mi alma en vanidad vivió

 

 

 

 

   280       Años mi alma en vanidad vivió,

Ignorando a quien por mí sufrió;

¡Oh que en el Calvario se entregó

el Salvador!

 

Coro.-     Mi alma allí divina gracia halló;

Dios allí perdón y paz me dio;

Del pecado allí me libertó

el Salvador.

 

Por la Biblia veo que pequé,

Y su ley divina quebranté;

Mi alma entonces contempló

con fe al Salvador.

 

Coro.-     Mi alma allí divina gracia halló …

 

En la cruz su amor Dios demostró

de gracia al hombre revistió,

Cuando por nosotros se entregó

el Salvador.

 

Coro.-     Mi alma allí divina gracia halló…

 

Toda mi alma a Cristo ya entregué,

Hoy le quiero y sirvo como a Rey,

Por los siglos siempre cantaré

al Salvador.

 

Coro.-     Mi alma allí divina gracia halló;

Dios allí perdón y paz me dio;

Del pecado allí me libertó

el Salvador.

 

 

 

La única razón de mi adoración

 

 

 

 

   281       La única razón de mi adoración eres Tu mi Jesús, Mi único motivo para vivir eres Tu mi Señor.

La única verdad está en Ti,

Eres mi luz y mi salvación.

Mi único amor eres Tu, Señor

y por siempre te alabaré…

 

Tu eres todopoderoso, eres grande y majestuoso,

Eres fuerte, invencible y no hay nadie como Tu.

 

 

 

Jesús, yo he prometido

 

 

 

 

   282       Jesús, yo he prometido

servirte con amor.

Concédeme tu gracia,

mi Amigo y Salvador.

No temeré en la lucha

si tú a mi lado estás,

ni perderé el camino,

si tú guiando vas.

 

El mundo está muy cerca

y abunda tentación;

muy suave es el engaño

y es necia la pasión.

Ven tú, Jesús, más cerca,

mostrando tu piedad,

y escuda al alma mía

de toda iniquidad.

Cuando mi mente vague

ya incierta, ya veloz,

concédeme que escuche

Jesús, tu clara voz.

 

 

 

Mi Cristo, mi Rey

 

 

 

 

   283       Mi Cristo, mi Rey, nadie es como Tú

toda mi vida quiero exaltar las maravillas

de tu amor.

Consuelo, refugio, torre de fuerza y poder

todo mi ser, lo que yo soy, nunca deje

de adorar.

Canta al Señor toda la creación,

honra y poder, majestad sean al Rey

Montes caerán y el mar rugirá

al sonar de tu nombre

Canto con gozo al mirar tu poder

por siempre yo te amaré y diré:

incomparables promesas me das, Señor.

 

 

Porque solo en ti

 

 

 

 

   284       // Porque solo en ti puedo confiar y descansar // Encomendaré a Jehová mi camino

y confiaré pues Él hará

Encomendaré a Jehová mi camino

y confiaré, //descansaré//

 

// Me deleitaré en el Señor

y Él concederá los deseos de mi corazón //

 

 

 

Junto a la cruz do murió el Salvador

 

 

 

 

   285       Junto a la cruz do murió el Salvador,

Por mis pecados clamaba al Señor.

¡Qué maravilla, Jesús me salvó!

¡A su nombre gloria!

 

Coro.-      ¡A su nombre gloria!  ¡A su nombre gloria!

                          ¡Qué maravilla, Jesús me salvó!

                          ¡A su nombre gloria!

 

Junto a la cruz recibí el perdón;

Limpio en su sangre está mi corazón;

Mi alma está llena de gozo y paz.

¡A su nombre gloria!

 

Coro.-      ¡A su nombre gloria!  ¡A su nombre gloria!…

 

Junto a la cruz hay un manantial

De agua de vida, cual puro cristal.

Fue apagada por Cristo mi sed.

¡A su nombre gloria!

 

Coro.-      ¡A su nombre gloria!  ¡A su nombre gloria!…

 

¡Ven sin tardar a la cruz del Señor!

Allí te espera Jesús, Salvador;

Allí de Dios hallarás el amor.

¡A su nombre gloria!

                

Coro.-      ¡A su nombre gloria!  ¡A su nombre gloria!

                          ¡Qué maravilla, Jesús me salvó!

                 ¡A su nombre gloria!

 

 

Lluvias de gracia

 

 

 

 

 

   286           Dios nos ha dado promesa:

“Lluvias de gracia enviaré;

dones que os den fortaleza.

Gran bendición os daré.”

 

Coro.-    Lluvias de gracia,

lluvias pedimos, Señor.

Mándanos lluvias copiosas,

lluvias del Consolador.

 

Cristo nos dio la promesa

del Santo Consolador,

Dándonos paz y pureza

para su gloria y honor.

 

Coro.- Lluvias de gracia, …

 

Oh Dios, a todo creyente

muestra tu amor y poder.

Tú eres de gracia la fuente,

llena de paz nuestro ser.

 

Coro.- Lluvias de gracia, …

                         

Obra en tus siervos piadosos

celo, virtud y valor;

Dándonos dones preciosos,

dones del Consolador.

 

Coro.-    Lluvias de gracia,

lluvias pedimos, Señor.

Mándanos lluvias copiosas,

lluvias del Consolador.

 

 

¿Qué me puede dar perdón?

 

 

 

 

 

      287          ¿Qué me puede dar perdón?

Sólo de Jesús la sangre.

¿Y un nuevo corazón?

Sólo de Jesús la sangre.

 

Coro.-    Precioso es el raudal

que limpia todo mal…

No hay otro manantial:

Sólo de Jesús la sangre.

 

Fue el rescate eficaz:

Sólo de Jesús la sangre.

Trajo santidad y paz:

Sólo de Jesús la sangre.

 

Coro.-    Precioso es el raudal…

 

Veo para mí salud:

Sólo de Jesús la sangre.

Tiene de sanar virtud:

Sólo de Jesús la sangre.

 

Coro.-    Precioso es el raudal…

 

Cantaré junto a sus pies:

Sólo de Jesús la sangre.

El Cordero digno es:

Sólo de Jesús la sangre

 

Coro.-    Precioso es el raudal

que limpia todo mal…

No hay otro manantial:

Sólo de Jesús la sangre.

 

 

¿Quieres ser salvo de toda maldad?

 

 

 

 

 

      288            ¿Quieres ser salvo de toda maldad?

Tan sólo hay poder en mi Jesús.

¿Quieres vivir y gozar santidad?

Tan sólo hay poder en Jesús.

 

Coro.-     ¡Hay poder!  ¡Poder!

¡Sin igual poder!

En Jesús, quien murió.

¡Hay poder!  ¡Poder!

¡Sin igual poder!

En la sangre que vertió.

 

¿Quieres ser libre de orgullo y pasión?

Tan sólo hay poder en mi Jesús.

¿Quieres vencer toda cruel tentación?

Tan sólo hay poder en Jesús.

 

Coro.-     ¡Hay poder!  ¡Poder…!

 

¿Quieres servir a tu Rey y Señor?

Tan sólo hay poder en mi Jesús.

Ven, y ser libre podrás en su amor.

Tan sólo hay poder en Jesús.

 

Coro.-     ¡Hay poder!  ¡Poder!

¡Sin igual poder!

En Jesús, quien murió.

¡Hay poder!  ¡Poder!

¡Sin igual poder!

En la sangre que vertió.

 

 

 

LA CAUSA ES TUYA, OH SALVADOR

 

 

 

 

 

      289       1. La causa es tuya, oh Salvador,

que en nuestra mano está;

y porque es tuya, mi Señor,

jamás perecerá.

Mas antes de resucitar

el grano se ha de sepultar.

Y vuelve a germinar así,

llenando un día el alfolí.

¡La muerte da

precioso fruto allá!

 

  1. Muriendo al cielo se elevó

Jesús, que es nuestro Rey;

y así la senda señaló

a su pequeña grey.

¡Sea el camino de la cruz

escala para mí de luz!

¡Hazme partícipe también

de tu sufrir y de tu Edén

de eterna luz,

por tu gloriosa cruz!

 

  1. Tu muerte al mundo vida da:

enséñame a morir.

En ti nuestras esperanza está,

y es gloria a ti seguir.

Aquel que más se negará

más victorioso luchara:

¡Marchad, cristianos, a la lid!

¡El triunfo es vuestro, firmes id,

de Cristo en pos,

al gozo y paz de Dios!

 

 

Oh Cristo, sobre ti fue el peso

 

 

 

 

 

      290       ¡Oh Cristo, sobre ti fue el peso

de toda iniquidad!

Así, del pecador opreso,

quitaste la maldad.

Tu sangre diste, y te ofreciste

por darme vida y paz.

 

El hondo cáliz de amargura

llenóse para ti;

Tu labio su licor apura,

y dulce es para mí.

Del cáliz triste, la hez bebiste

por mí en Getsemaní.

 

De ti, cubierto con mi ofensa,

su faz Dios apartó;

tu ser cubrió tiniebla densa

que a mí cubrir debió.

Hoy tu semblante, de amor radiante,

mi luz es y mi sol.

 

Por mí, Señor, en cruz moriste;

Morir yo quiero en ti;

Sepulcro y muerte así venciste,

y vives hoy en mí.

¡Jesús, bien mío, contigo ansío

vivir, reinar sin fin!

 

 

En el monte Calvario

 

 

 

 

 

      291       En el monte Calvario estaba una cruz,

emblema de afrenta y dolor;

Y yo amo esa cruz, do murió mi Jesús

por salvar al más vil pecador.

 

Coro.-       ¡Oh, yo siempre amaré esa cruz!

       En sus triunfos mi gloria será;

       Y algún día, en vez de una cruz,

                 mi corona Jesús me dará.

 

Aunque el mundo desprecia la cruz de Jesús,

para mí tiene suma atracción;

Pues en ella llevó el Cordero de Dios

de mi alma la condenación.

 

Coro.-       ¡Oh, yo siempre amaré…!

 

En la cruz de Jesús, do su sangre vertió,

hermosura contemplo sin par;

Pues en ella triunfante a la muerte venció,

y mi ser puede santificar.

 

Coro.-       ¡Oh yo siempre amaré…!

 

Yo seré siempre fiel a la cruz de Jesús;

Sus desprecios con él llevaré.

Y algún día feliz, con los santos en luz,

para siempre su gloria veré.

 

Coro.-       ¡Oh, yo siempre amaré esa cruz!

       En sus triunfos mi gloria será;

       Y algún día, en vez de una cruz,

       mi corona Jesús llevará.

 

 

Dulces momentos consoladores

 

 

 

 

 

      292       ¡Dulces momentos consoladores,

los que me paro junto a la cruz!

Allí sufriendo crueles dolores,

veo al Amigo de pecadores:

Cristo Jesús.

 

Veo sus brazos de amor abiertos

que me convidan a ir a él;

Y haciendo suyos mis desaciertos,

por mí sus labios, ya casi yertos,

gustan la hiel.

 

De sus heridas la viva fuente

de pura sangre veo manar;

Y salpicando mi impura frente,

la infame nota de delincuente

logra borrar.

 

Oigo a los necios decir: “No pudo

salvando a otros, salvarse a sí.”

Y exclamo: “¡Cristo, yo te saludo;

porque en tu muerte vida, no dudo,

hay para mí!”

 

Veo su angustia ya terminada,

hecha la ofrenda de expiación;

Su noble frente mustia, inclinada,

y quedo cierto que es consumada

mi redención.

 

 

De la noche del sepulcro

 

 

 

 

293          De la noche del sepulcro

el Señor resucitó,

y los lazos de la muerte

poderoso sacudió.

No temáis, que el buen Maestro

de nuevo volvió a vivir;

Y no sólo él, sino todos

los que le quieren seguir.

 

Coro.-    Abierta está la tumba,

vacío el lugar

en donde amigos fieles

le hicieron descansar.

 

Como el grano de semilla

en la tierra debe entrar,

nuestros cuerpos, igualmente,

en la tumba habrán de estar;

Esperando del gran día

en las nubes la señal,

cuando la final trompeta

llame a todos por igual.

 

Coro.-       Abierta está la tumba, …

 

A los fieles Cristo llama

para que a su lado estén,

y en la sempiterna gloria

reinen ya siempre con él.

De la noche del sepulcro

el Señor resucitó,

y los lazos de la muerte 

poderoso sacudió.

 

Coro.-    Abierta está la tumba,

vacío el lugar

en donde amigos fieles

le hicieron descansar.

Fiesta de la primavera

 

 

 

 

 

      294          Fiesta de la primavera

de la vida verdadera:

¡Pascua de Resurrección! (bis)

¡Cristo muerto y sepultado,

vencedor se ha levantado!

¡Cántale, fiel corazón!

 

Los poderes del infierno

ha vencido el Hijo eterno:

¡Al abismo los echó! (bis)

¿Quién podía atar la vida?

Del sepulcro su salida

la gloriosa luz tomó.

 

Cristo el miedo ha desterrado

y el sepulcro ha consagrado,

cuando él mismo descendió. (bis)

Ahora sirve de reposo

hasta aquel día glorioso

que a los suyos prometió.

 

Dámoste la bienvenida

Cristo, Príncipe de vida,

¡de la muerte vencedor! (bis)

Llévanos en tu victoria,

por la tumba, a aquella gloria

del eterno resplandor.

 

 

La tumba le encerró

 

 

 

 

 

      295       La tumba le encerró: Cristo, mi Cristo;

El alba allí esperó Cristo el Señor.

 

Coro.-  ¡Cristo la tumba venció

y con gran poder resucitó!

De sepulcro y muerte

Cristo es vencedor;

Vive para siempre

Nuestro Salvador.

¡Gloria a Dios!  ¡Gloria a Dios!

¡El Señor resucitó!

 

De guardas escapó: Cristo, mi Cristo;

El sello destruyó Cristo el Señor.

 

Coro.-  ¡Cristo la tumba venció…!

 

La muerte dominó: Cristo, mi Cristo

Y su poder venció Cristo el Señor.

 

Coro.-  ¡Cristo la tumba venció

y con gran poder resucitó!

De sepulcro y muerte

Cristo es vencedor;

Vive para siempre

Nuestro Salvador.

¡Gloria a Dios!  ¡Gloria a Dios!

¡El Señor resucitó!

 

 

Tu vida, ¡oh Salvador!

 

 

 

 

 

      296        Tu vida, ¡oh Salvador!, diste por mí;

Y nada quiero yo negarte a ti.

Rendida mi alma está, servirte ansía ya,

y algún tributo dar de amor a ti.

 

Al Padre, sin cesar, ruegas por mí,

y en mi debilidad confío en ti.

Quiero mi cruz llevar, tu nombre proclamar,

y cantos entonar de amor a ti.

 

A estar conmigo ven, vive tú en mí;

Y cada día haré algo por ti:

Al pobre algún favor, curar algún dolor,

y así mostrar tu amor, algo por ti.

 

Cuanto yo tengo y soy lo entrego a ti,

¡en gozo o aflicción tuyo hasta el fin!

Y cuando vea tu faz en gloria donde estás,

siempre me dejarás servirte a ti.

 

 

De boca y corazón

 

 

 

 

 

      297               De boca y corazón

load al Dios del cielo;

pues diónos bendición,

salud, paz y consuelo.

A sola su bondad

debemos nuestro ser;

con su fidelidad

nos guía por doquier.

 

Dios, rico sin igual,

danos en cada día

un corazón filial

y lleno de alegría.

Consérvenos la paz

tu brazo protector;

nos lleve a ver tu faz

en la Patria mejor.

 

Dios Padre, mi loor

se eleva hasta tu trono;

Jesús, mi Redentor,

tu salvación pregono.

Espíritu, en piedad,

acepta mi oración.

Bendita Trinidad,

¡te alaba tu Sión!

 

 

 

A ti, que por tu muerte

 

 

 

 

 

      298          A ti, que por tu muerte,

al mundo vida das:

Jesús, humilde y fuerte,

que siempre reinarás;

A ti canta aleluya

la Iglesia de la luz.

Toda potencia es tuya,

y tu pendón la cruz.

 

Señor, tú has preparado

las bodas de tu amor;

a todos has llamado

al celestial favor.

Por calles y caminos

   tus mensajeros van,

   y pobres peregrinos

acuden con afán.

 

¡Congrega a tus amados!

¡Señor, siega tu mies!

¡Que todos los salvados

se inclinen a tus pies!

¡Que luzca entre las nieblas

y anuncie su arrebol

el fin de las tinieblas,

Jesús, eterno sol!

 

 

Avívanos, Señor

 

 

 

 

 

299       ¡Avívanos, Señor!

¡Sintamos el poder

del Santo Espíritu de Dios

en todo nuestro ser!

 

Coro.-  ¡Avívanos, Señor,

con nueva bendición!

¡Inflama el fuego de tu amor

en cada corazón!

 

¡Avívanos, Señor!

¡Tenemos sed de ti!

¡La lluvia de tu bendición

derrama hoy aquí!

 

Coro.-  ¡Avívanos, Señor…!

 

¡Avívanos, Señor!

¡Despierta más amor!

¡Más celo y fe en tu pueblo aquí

en bien del pecador!

 

Coro.-  ¡Avívanos, Señor,

con nueva bendición!

¡Inflama el fuego de tu amor

en cada corazón!

 

 

Anhela mi alma

 

 

 

 

 

300     ¡Anhela mi alma estar en tu presencia

         desde el alba hasta que caiga el sol!

         ¡Anhelo estar pegado a tu costado

aún más cerca de tu corazón!

 

Coro.-    Quiero estar a la sombra de tus alas;

         Quiero andar rodeado de tu luz.

         Quiero hablar contigo cara a cara.

         Si aun la golondrina tiene allí su hogar,

         podrá también mi alma hallar la paz.

 

¡Anhela mi alma estar en tu presencia          

y escuchar tu voz una vez más!

¡Poder hallar la calma en la tormenta,

cerca de tus atrios, oh Jehová!

 

Coro.-    Quiero estar a la sombra de tus alas;

         Quiero andar rodeado de tu luz.

         Quiero hablar contigo cara a cara.

         Si aun la golondrina tiene allí su hogar,

         podrá también mi alma hallar la paz.

 

Altísimo Señor

 

 

 

 

 

301     ///Altísimo Señor, Dios de los cielos,

altísimo Señor, ven y lléname.

¡Aparta hoy de mí, Señor,

todo aquello que no te glorifica!

Quiero dar fruto en abundancia

para ti; que tu presencia more más y más

en mí; quiero ser verdadero.///

¡Quiero ser verdadero!

 

 

 

Yo cantaré tus alabanzas

 

 

 

 

 

305          Yo cantaré tus alabanzas

Lleno de gozo cantaré

Eres señor de las naciones

Reinas con todo poder.

 

Por siempre yo celebraré

Con alegría declararé

Que tu has soltado mis cadenas

Me has hecho libre, sí.

 

Exaltad al Señor

Exaltad a Jesucristo

Exaltad al Señor

Su nombre exaltad.

 

 

 

A TI

 

 

 

 

 

303       A Ti, el Alfa y la Omega,

El principio y el fin,

y el Gran Yo Soy, me rindo

 

A Ti, el Todopoderoso,

el que es y que será,

y el Gran Yo Soy, me entrego

 

Yo quiero que gobiernes mi vida,

me doy en sacrificio a ti

Yo quiero que gobiernes mi caminar,

que viva siempre en tu voluntad.

 

 

 

PODEROSO

 

 

 

 

 

304     Sentado en su trono rodeado de luz,

a la diestra del Padre gobierna Jesús.

Con ojos de fuego, con rostro de sol,

cuando abre Su boca es trueno Su voz.

 

coro:

Poderoso, en majestad y reino, poderoso

Poderoso, en potestad e imperio, poderoso

 

Un gran arco iris corona Su ser

Él es el Cordero que pudo vencer.

Él es el primero y Él es el postrer,

y arrojan coronas delante de Él.

 

 

 

CERCA DE TI

 

 

 

 

 

305     Cerca de Ti yo quiero estar

para escuchar Tu voz y aprender de Ti

Quiero ser un reflejo de Tu amor,

quiero vivir sólo en Tu voluntad.

 

Jesús eres mi Buen Pastor

Tú conoces mi camino

Jesús puedo confiar en Ti,

oh mi Dios, me rindo.

 

 

 

 

Oh Señor, cuán innumerables

 

 

 

 

306          306   Señor, cuán innumerables son Tus obras

Has hecho todas ellas con sabiduría

Aún el sol y los astros cuentan Tus verdades

Me gozo al saber que soy Tu hijo hoy.

 

Tú eres mi Dios, Te alabaré

Tú me has hecho hijo Tuyo y Te alabaré

Tú eres mi Dios, Te alabaré

Tú me has hecho una nueva criatura, eres mi Padre y yo Te alabaré

 

Nada puede igualar Tu grandeza,

Dependemos de Tu señorío

En Ti espera mi vida,

mi razón, mi alegría eres Tú, oh Señor

 

 

Oh Cristo tu ayuda yo quiero tener

 

 

 

 

 

307          1.    Oh Cristo, tu ayuda yo quiero tener

en todas las luchas que agitan mi ser.

Tan sólo tú puedes mi alma salvar;

tú sólo las fuerzas me puedes prestar.

 

  1. Oh Cristo, la gloria del mundo busqué;

ansioso, mi vida y afán le entregué.

En cambio mi pecho tan sólo encontró

desdichas sin cuento que el alma apuró.

 

  1. Oh Cristo, yo quiero llegar a vivir

de aquellos alientos que tú haces sentir

al alma que, huyendo del mal tentador,

te busca anhelante, se vuelve a tu amor.

 

  1. Oh Cristo, yo anhelo tus huellas seguir

y gracia constante de ti recibir;

y hallar en mis noches contigo la luz,

y alivio a mis penas al pie de la cruz.

 

 

Cantad alegres al Señor

 

 

 

 

 

308     1.   Cantad alegres al Señor,

mortales todos por doquier;

servidle siempre con amor,

obedecedle con placer.

 

  1. Con gratitud culto prestad

al Creador que el ser nos dio;

el nombre augusto venerad

del que cual hijos nos amó.

 

  1. Su pueblo somos: salvará

a sus ovejas el Pastor;

ninguna de ellas faltará,

si fuere fiel a su Señor.

 

  1. De su promesa el alto don,

con puro amor sabrá cumplir,

si a nuestra vez el corazón

le damos fiel hasta el morir.

 

 

 

Lejos de mi Padre Dios

 

 

 

 

 

  • 309 Lejos de mi Padre Dios

por Jesús fui hallado;

por su gracia y por su amor

sólo fui salvado.

 

Coro.-         En Jesús, mi Señor,

           es mi gloria eterna.

           Él me amó y me salvó

           con su gracia tierna.

 

  1. En Jesús, mi Salvador,

pongo mi confianza;

toda mi necesidad

suple en abundancia.

 

Coro.-         En Jesús, mi Señor,…

 

3.    Cerca de mi buen Pastor

vivo cada día;

toda gracia en su Señor

halla el alma mía.

 

Coro.-         En Jesús, mi Señor,…

 

  1. Guárdame, Señor Jesús,

para que no caiga;

cual sarmiento de la vid,

vida de ti traiga.

 

Coro.-         En Jesús, mi Señor,

           es mi gloria eterna.

           Él me amó y me salvó

           con su gracia tierna.

 

 

 

 

 

Mi delicia tu ley es

 

 

 

 

 

  • 310   Mi delicia tu ley es,

que alegra el corazón.

Ella guiará mis pies,

ella será mi canción.

 

Coro.-         Es la pura luz

           que alumbra al mortal:

            tu Palabra es, buen Jesús,

           mi faro celestial.

 

  1. Cuando afligido me vi,

mi fe corroboró.

Cuando hablaron contra mí,

meditaba en ella yo.

 

Coro.-         Es la pura luz…

          

  1. Es más dulce que la miel

tu ley al paladar.

Hazme ser más y más fiel

para poderla guardar.

 

Coro.-         Es la pura luz

           que alumbra al mortal:

           tu Palabra es, buen Jesús,

           mi faro celestial.

 

 

 

El Señor resucitó

 

 

 

  • El Señor resucitó ¡aleluya!,

                 muerte y sepulcro venció.  ¡Aleluya!

                 Con su poder y virtud ¡aleluya!

                 cautivó la esclavitud.  ¡Aleluya!

 

  1. El que al polvo se humilló ¡aleluya!,

                 triunfante se levantó ¡aleluya!;

                 y hoy canta la cristiandad ¡aleluya!

                 su gloriosa majestad.  ¡Aleluya!

 

  1. El que su vida entregó ¡aleluya!,

                 el que así nos redimió ¡aleluya!,

                 hoy en gloria celestial ¡aleluya!

                 reina vivo e inmortal.  ¡Aleluya!

 

  1. Hoy está al lado de Dios ¡aleluya!

                 y allí escucha nuestra voz.  ¡Aleluya!

                 Por nosotros rogará ¡aleluya!;

                 con su amor nos salvará.  ¡Aleluya!

 

  1. Jesús nuestro Salvador ¡aleluya!,

                 de la muerte triunfador ¡aleluya!,

                 haznos en ti confiar ¡aleluya!

                 y cantemos sin cesar:  ¡Aleluya!

 

 

DULCE REFUGIO

 

 

 

 

 

312      Dulce refugio en la tormenta es Jesucristo el Salvador

Él me alienta y alimenta con su palabra y su amor

 

Vengo a reposar en Él, Él es mi amigo fiel

Una poderosa y fresca unción llenará mi corazón

 

(última vez)

Dulce refugio en la tormenta ///es Jesucristo el Salvador///

 

 

 

EL SEÑOR ESTÁ EN SU TRONO

 

 

 

313     //El Señor está en su trono con poder y gloria

a la diestra del Padre, pensando en ti y en mí//

// Y los ángeles le adoran, y los serafines cantan,

y los ancianos todos gritan: ¡Santo es el Señor!//

 

//Él está en su trono rodeado de gloria,

para darte poder, para darte victoria,

y serás testigo a tus enemigos que Jesús es el Señor//

Él está su trono…

 

 

 

Venimos ante Ti Señor

 

 

 

314             //Venimos ante Ti Señor con corazones sinceros,

llenos de alabanza y de adoración//

//Porque Tú eres Rey de reyes y Señor de señores,

sólo Tú eres digno de que todos te adoren//

 

 

 

AL REY

 

 

 

 

 

  • Desde los montes hasta el mar resuena un canto sin cesar,

Toda la creación te alaba

¿Cómo podría yo dejar de proclamar tu majestad

si por Ti subsiste mi alma?

 

// hombres: Al Rey      mujeres: Al Rey//

hombres: Solo a Él             mujeres: Al Rey

Sólo a Él…. todos alabarán, todos se postrarán ante Él

// hombres: Al Rey    mujeres: Al Rey//

hombres: Solo a Él    mujeres: Al Rey

Sólo a Él…. toda lengua confesará que Jesús es el Rey

 

 

 

AQUÍ ESTOY

 

 

 

  • Hoy vengo a Tu presencia, mis pecados no están ocultos ante Ti

Tú ya lo sabes todo, y me arrepiento de verdad

Aquí estoy, límpiame, trae Tu luz a mi ser

Que no quiero ocultar mi maldad ante Ti

Aquí estoy, clamo a Ti, Tu perdón llegue a mi

Vuelve a ocupar el primer lugar en mi

 

 

 

 

En Jesús mi esperanza reposa

 

 

 

317     1.  En Jesús mi esperanza reposa,

mi consuelo es tan sólo Jesús;

Y mi vida por Él es gloriosa,

cual gloriosa es su muerte de cruz.

 

Alma triste que al cielo se eleva

y palpita en suspiros de amor,

en Jesús su esperanza renueva

porque en Él se templó su dolor.

 

 

  1. Yo sufrí mil pesares del mundo,

yo las dichas del alma perdí;

Era acíbar mi llanto profundo,

era inmenso el dolor que sentí.

 

Pero luego en Jesús la mirada

con amor entrañable fijé;

Y mi alma quedó consolada,

porque en Él mis venturas hallé.

 

 

 

 

Obedeciendo tu palabra dulce

 

 

 

318     1. Obedeciendo tu palabra dulce

que en humildad oí,

así lo haré, mi Redentor amado,

me acordaré de Ti.

 

  1. Tu cuerpo lacerado, pan del cielo

ha de ser para mí;

tu copa beberé, y de esta manera

me acordaré de Ti.

 

  1. Al contemplar la cruz en que tu cuerpo

clavado fue por mí,

con gratitud, oh celestial Cordero,

me acordaré de Ti.

 

  1. ¿Podré mirar tu faz en el Calvario,

ver tu tortura allí;

Tu angustia y tu agonía sin que al punto

me acuerde yo de Ti?

 

  1. Recuerdo tus dolores, las bondades

que de Ti recibí.

¡Sí, mientras tenga aliento y bata el pulso,

me acordaré de Ti!

 

  1. Y cuando desfallezca y llegue el día

en que habré de morir,

cuando en tu reino vengas, Jesús mío,

¡acuérdate de mí!

 

 

 

 

TU ERES DIOS

 

 

 

319     Desde el fondo del mar, del más alto lugar

Del más hondo abismo, te alabaré

Desde mi corazón, fuerte o débil esté

Cada instante de mi vida, con gozo yo diré

 

Que Tú eres la Roca eterna

Señor sobre cielo y tierra Tú eres Dios

Que toda criatura adore

Que toda nación se postre a Ti, Señor, Tú eres Dios.

 

 

 

 

 

LEVÁNTATE

 

 

 

320             //Levántate, levántate Señor//

Huyan delante de ti tus enemigos

Se dispersen delante de ti todos aquellos que aborrecen

tu presencia

Tu presencia reinará sobre todo imperio

Tu presencia reinará, gobernará sobre todo principado.

 

 

 

 

Honor, loor y gloria

 

 

 

321     ¡Honor, loor y gloria a Ti, buen Salvador!

Cual niños que cantaron hosannas al Señor,

y hebreos que con palmas te dieron recepción,

tu pueblo te ofrece sincera aclamación.

 

Tú, de David el Hijo, de Israel el Rey,

así te recibimos los miembros de tu grey.

Como antes de tu muerte honrándote también,

acepta nuestras preces, como en Jerusalén.

 

Recibes la alabanza y oyes la oración;

Lo bueno te deleita, también la adoración.

¡Honor, loor y gloria a Ti, Rey Redentor!

Nosotros ensalzamos tu nombre, oh Señor.

 

 

 

Roca de la eternidad

 

 

 

322     Roca de la eternidad, fuiste abierta Tú por mí.

         Sé mi escondedero fiel, paz encuentro sólo en Ti:

Rico, limpio, manantial en el cual lavado fui.

 

Aunque sea siempre fiel, aunque llore sin cesar,

         del pecado no podré justificación lograr;

         Sólo en Ti teniendo fe sobre el mal podré triunfar.

 

         Mientras haya de vivir, y al instante de expirar;

         Cuando vaya a responder en tu augusto Tribunal,

Sé mi escondedero fiel, Roca de la eternidad.

 

 

 

 

Dad a Dios inmortal alabanza

 

 

 

323     Dad a Dios inmortal alabanza:

        Su merced, su verdad nos inunda;

        /Es su gracia en prodigios fecunda…

        ¡Sus mercedes, humildes, cantad!/

 

        Al Señor de señores, dad gloria:

        Rey de reyes, poder sin segundo…

        /Morirán los señores del mundo,

        ¡Más su reino no acaba jamás!/

 

        A su pueblo llevó por la mano

        a la tierra por Él prometida;

        /Por los siglos, sin fin, le da vida,

        y el pecado y la muerte caerán./

 

        A su Hijo envió por salvarnos

        del pecado y la muerte inherente;

        /De prodigios de gracia es torrente…

        ¡Sus mercedes, humildes, cantad!/

 

Por el mundo, su mano, nos lleva,

y al celeste descanso nos guía;

        /Su bondad vivirá eterno día,

cuando el mundo no exista ya más./

 

 

 

 

 

Oh quién en ti morara

 

 

 

324     ¡Oh quién en ti morara, bellísima Sion:

Del redimido patria y alcázar de mi Dios!

Allí, sin inquietudes, sería mi canción

un aleluya eterno al Rey mi Salvador.

 

¡Oh quién allá morara!  Tu pronta aparición,

estrella matutina, espero con ardor.

Tráeme alegres nuevas del día en que, en Sion,

veré en su plena gloria al Rey mi Salvador.

 

¡Oh quién allá morara!  Prodúceme aflicción

pensar que aún al mundo tan apegado estoy.

¡Las cuerdas que te atan quebranta, corazón,

y sube a la presencia del Rey mi Salvador.

 

¡Oh quién allá morara!  Mi agradecida voz,

alegre cantaría los himnos de Sion.

Y allí do resplandece en día eterno el sol,

vería en luz gloriosa al Rey mi Salvador.

 

 

 

 

Cuán dulce el nombre de Jesús

 

 

 

325     ¡Cuán dulce el nombre de Jesús

es para el hombre fiel!

Consuelo, paz, vigor, salud,

halla el creyente en Él.

 

Al pecho herido fuerzas da,

y paz al corazón;

Al alma hambrienta es cual maná

y alivia su aflicción.

 

Jesús, mi amigo y mi sostén,

mi Rey, mi Salvador;

Mi vida y luz, mi eterno bien,

acepta mi loor.

 

Es pobre ahora mi cantar,

mas cuando en gloria esté,

y allí te pueda contemplar,

mejor te alabaré.

 

En tanto dame que tu amor

proclame sin cesar,

y torne en gozo mi dolor

tu nombre al expirar.

 

 

 

 

Avívanos, Señor

 

 

 

326     ¡Avívanos, Señor!  ¡Sintamos el poder

del Santo Espíritu de Dios

en todo nuestro ser!

 

Coro:             

¡Avívanos, Señor, con nueva bendición!

¡Inflama el fuego de tu amor en cada corazón!

 

¡Avívanos, Señor, tenemos sed de Ti!

¡La lluvia de tu bendición

derrama hoy aquí!  (Coro)

 

¡Avívanos, Señor, despierta más amor!

¡Más celo y fe en tu pueblo aquí

en bien del pecador! (Coro)

 

 

 

Despertad, despertad, oh cristianos

 

 

 

327     ¡Despertad, despertad, oh cristianos!

Vuestro sueño funesto dejad,

         que el cruel enemigo os acecha

         y cautivos os quiere llevar.

         Despertad las tinieblas pasaron;

         de la noche no sois hijos ya,

         que lo sois de la luz y del día

         y tenéis el deber de velar.

 

         Despertad y bruñid vuestras almas;

         vuestros lomos ceñid de verdad;

         y calzad vuestros pies con apresto

         del divino evangelio de paz.

         Basta ya de profundas tinieblas,

         basta ya de pereza mortal;

         revestid, revestid vuestro pecho

         con la cota de fe y caridad.

 

         La gloriosa armadura de Cristo

         acudid con anhelo a tomar,

         confiando  que el dardo enemigo

         no la puede romper ni pasar.

         ¡Oh cristianos, antorcha del mundo,

         de esperanza el yelmo tomad,

         embrazad de la fe el escudo,

         y sin miedo corred a luchar!

 

         No temáis, que de Dios revestidos

         ¿qué enemigo venceros podrá,

         si tomáis por espada de Espíritu

         la Palabra del Dios de verdad?

         En la cruz hallaréis la bandera,

         en Jesús hallaréis capitán,

         en el cielo obtendréis la corona.

         ¡A luchar, a luchar, a luchar!

 

 

 

 

 

Del amor divino

 

 

 

328     ¿Del amor divino quién me apartará?

        ¿Escondido en Cristo quién me tocará?

        ¿Si Dios justifica quién condenará?

        Cristo por mí ruega… ¿quién me acusará?

 

        Coro:             

/A los que a Dios aman, todo ayuda a bien:

        esto es mi consuelo, esto es mi sostén./

 

        Todo lo que pasa en mi vida aquí,

        Dios me lo prepara por amor de mí.

        En mis pruebas duras Dios me es siempre fiel:

        ¿por qué pues las dudas?  ¡Yo confío en Él!

 

        Coro:              /A los que a Dios aman…/

 

        Plagas hay y muerte a mi alrededor:

        ordenó mi suerte el que es Dios de amor.

        Ni una sola flecha me podrá dañar:

        si Él no lo permite, no me alcanzará.

 

        Coro:             

/A los que a Dios aman, todo ayuda a bien:

esto es mi consuelo, esto es mi sostén./

 

 

 

 

Venid, nuestras voces

 

 

 

329     Venid, nuestras voces alegres unamos

         al coro celeste del trono alrededor!

         Sus voces se cuentan por miles de miles,

         mas todas son una en su gozo y su amor.

 

         «¡Es digno el Cordero que ha muerto proclaman

         de verse exaltado en los cielos así!»

         «¡Es digno el Cordero! decimos nosotros.

         Pues Él por nosotros su vida dio aquí.»

 

         A Ti que eres digno, se den en los cielos

         poderes divinos y gloria y honor;

         y más bendiciones que darte podemos

         se eleven por siempre a tu trono, Señor.

 

         El nombre sagrado del Dios de los cielos,

         a una bendiga la gran creación;

         y lleve al Cordero sentado en el trono

         el dulce tributo de su adoración.

 

 

 

 

 

 

Con alma y voz te alabaré

 

 

 

330    Con alma y voz te alabaré y yo tus glorias cantaré;

adoro yo tu majestad, te alabaré por tu verdad.

Verdad y gracia sólo son en tu palabra bendición,

en tu palabra bendición.

 

Clamé a Ti por mi salud, me dio tu ley poder, virtud.

Los reyes prez a Ti darán, pues tu palabra escucharán,

y cantarán con dulce son las glorias de tu salvación,

las glorias de tu salvación.

 

Señor que en luz y gloria estás, tu reino es de santa paz;

los malos no verán el bien, mas Tú al piadoso das sostén.

En toda mi tribulación, me das, Señor, consolación,

me das, Señor, consolación.

 

Tu diestra fiel extenderás, a mi adversario vencerás;

tu obra en mi corazón tendrá de Ti la perfección.

Merced y gracia hay en Ti, memoria ten, Señor, de mí,

memoria ten, Señor de mí.

 

 

 

 

Oh Señor, quiero que ardas

 

 

 

331     Oh Señor, quiero que ardas en mi ser;

                   como la zarza quiero arder con tu poder.

                   En nuevas lenguas quiero hablar como señal

                   que estoy ardiendo con el fuego celestial.

                   Quiero alabarte y adorarte sólo a Ti,

                   como se adora en Espíritu y verdad.

                   Oh Señor, quiero que ardas en mi ser;

                   como la zarza quiero arder con tu poder.

 

                   Ardiendo en fuego mi alma está,

                   ardiendo en fuego mi alma está;

                   gloriosa llama, me limpiará.

                   ¡Aleluya, mi alma ardiendo está!

 

                   Oh Señor, quiero que ardas en mi ser;

                   como la zarza quiero arder con tu poder.

                   En santidad yo quiero andar como señal

                   que estoy ardiendo con el fuego celestial.

                   Quiero alabarte y adorarte sólo a Ti,

                   como se adora en Espíritu y verdad.

                   Oh Señor, quiero que ardas en mi ser;

                   como la zarza quiero arder con tu poder.

 

                   Lluvia tardía ven sobre mí

                   como al principio, ven sobre mí.

                   Está lloviendo en mi ser:

                   ¡Aleluya, hay lluvia para ti!

 

 

 

 

Al Cristo vivo sirvo

 

 

 

332    1. Al Cristo vivo sirvo y Él en el mundo está;

Aunque otros lo negaren, yo sé que Él vive ya.

Su mano tierna veo, su voz consuelo da;

Y cuando yo le llamo, muy cerca está.

 

Coro.-  ¡Él vive! ¡Él vive!  ¡Hoy vive el Salvador!

Conmigo está y me guardará, mi amante Redentor.

¡Él vive!  ¡Él vive! ¡Imparte salvación!

Sé que Él viviendo está porque vive en mi corazón.

 

  1. En todo el mundo entero contemplo yo su amor;

Y al sentirme triste consuélame el Señor.

Seguro estoy que Cristo mi vida guiando está,

y que otra vez al mundo regresará.

 

Coro.-  ¡Él vive! ¡Él vive!  ….

 

  1. Regocijaos, cristianos, hoy himnos entonad:

Eternas aleluyas a Cristo el Rey cantad.

La única esperanza es del mundo pecador;

¡No hay nadie tan amante como el Señor!

 

Coro.-  ¡Él vive! ¡Él vive!  ¡Hoy vive el Salvador!

Conmigo está y me guardará, mi amante Redentor.

¡Él vive!  ¡Él vive! ¡Imparte salvación!

Sé que Él viviendo está porque vive en mi corazón.

 

 

 

 

 

Amémonos, hermanos

 

 

 

333    1.  Amémonos, hermanos, con tierno y puro amor:

Un solo cuerpo somos, y nuestro Padre es Dios…

Y nuestro Padre es Dios.

 

  1. Amémonos, hermanos, lo quiere el Salvador,

quien su preciosa sangre por todos derramó…

Por todos derramó.

 

  1. Amémonos, hermanos, en dulce comunión,

y paz, afecto y gracia dará el Consolador…

Dará el Consolador.

 

  1. Amémonos, hermanos, y en nuestra santa unión

no existan asperezas ni discordante voz…

Ni discordante voz.

 

  1. Amémonos, hermanos, y al mundo pecador

mostremos cómo viven los que salvados son…

                    

  1. Amémonos, hermanos, con todo el corazón;

Lo ordena el Dios y Padre: su ley es el amor…

Su ley es el amor.

 

 

 

Oh cantádmelas otra vez

 

 

334    1.  ¡Oh cantádmelas otra vez!  ¡Bellas palabras de vida!

¡Hallo en ellas mi gozo y luz!  ¡Bellas palabras de vida!

¡Sí, de luz y vida!  ¡Son sostén y guía!

        

Coro.- /¡Qué bellas son, qué bellas son, bellas palabras de vida!/

 

  1. Jesucristo a todos da bellas palabras de vida;

Él llamándote hoy está ¡bellas palabras de vida!:

Bondadoso te salva y al cielo te llama.

 

Coro.- /¡Qué bellas son, qué bellas son, bellas palabras de vida!/

 

  1. Grato el cántico sonará: ¡Bellas palabras de vida!

¡Tus pecados perdonará!  ¡Bellas palabras de vida!

¡Sí, de luz y vida!  ¡Son sostén y guía!

 

Coro.- /¡Qué bellas son, qué bellas son, bellas palabras de vida!/

 

 

Cómo podré estar triste

 

 

 335    1.  ¿Cómo podré estar triste?  ¿Cómo entre sombras ir?

             ¿Cómo sentirme solo y en dolor vivir?

             Si Cristo es mi consuelo, mi amigo siempre fiel;

             /Si aun las aves tienen seguro asilo en Él/.

 

Coro.       ¡Feliz, cantando alegre, yo vivo siempre aquí!

             ¡Si Él cuida de las aves, cuidará también de mí!

 

  1. «¡Nunca te desalientes!», oigo al Señor decir;

Y en su palabra fiado, hago al dolor huir.

A Cristo paso a paso yo sigo sin cesar,

/y todas sus bondades me da sin limitar/. (Coro)

 

  1. Siempre que soy tentado, o si en la prueba estoy,

             más cerca de Él camino, y protegido voy.

             Si en mí la fe desmaya y sufro de ansiedad,

             /tan sólo Él me levanta, me da seguridad/.  (Coro)

 

 

 

Dulce comunión

 

 

 336    1.  ¡Dulce comunión la que gozo ya

en los brazos de mi Salvador!

¡Qué gran bendición en su paz me da!

¡Oh yo siento en mí su tierno amor!

 

Coro.-       ¡Libre! ¡Salvo de cuidados y temor!

         Libre! ¡Salvo en los brazos de mi Salvador!

 

  1. ¡Cuán dulce es vivir, cuán dulce es gozar

en los brazos de mi Salvador!

¡Quiero ir allí, siempre allí morar,

siendo objeto de su tierno amor!  (Coro)

 

  1. No habré de temer, ni aun desconfiar

en los brazos de mi Salvador:

En Él puedo yo protegido estar

de los lazos del vil tentador.  (Coro)